36

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

Habla amigo y entra…Mellon! decía en elfico Gandalf el Gris frente a las puertas de la gran Mina del Enano. Moría les esperaba al igual que a nosotros las Minas de Sal de Wieliczka en Polonia. A más de 327 metros bajo el suelo y con una extensión superior a 300 kms, una joya única de la naturaleza y la mano del hombre han forjado un imperecedero lugar con siglos de historia. Nuestra visita a las Minas de sal de Wieliczka fue un sorprendente paseo de dos horas recorriendo tan solo 2 kms y en el cual grandes salones, capillas y esculturas de sal delicadamente talladas desfilaron ante nuestros ojos.


Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria


Las Minas de sal de Wieliczka son de las más activas del mundo. Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en su primer listado de 1978, son explotadas desde el Siglo XIII y aun siguen produciendo sal de mesa. En su interior se ha habilitado un recorrido turístico en el cual estatuas de sal de personajes míticos e históricos esculpidas por los mineros harán las delicias de visitantes y peregrinos que hasta su interior se acerquen.

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

COMO LLEGAR A LAS MINAS DE SAL DE WIELICZKA


Las Minas de Sal de Wieliczka se sitúan a poco más de 10 kms de Cracovia. Existen diferentes métodos de transporte público para llegar:

En tren: desde la estación central de Cracovia (Dworzec) a la estación de tren de Wieliczka Rynek Kopalnia

En autobús: El número 304 que sale del centro comercial Galería Krakowska y la bajada es en la parada Wieliczka Kopalnia Soli

En Taxi: Se puede consultar el precio con la compañía KRTAXI ya que según el trayecto, te fijan un precio y puedes acordar con ellos la vuelta.

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

HORARIOS Y PRECIOS DE LAS MINAS DE SAL DE WIELICZKA


HORARIOS


Del 1 de abril al 31 de octubre de 7:30 a 19:30

Del 2 de noviembre al 31 de marzo de 8:00 a 17:00

PRECIOS

79 PLN

Las visitas son guiadas por personal cualificado. En español se realiza una todos los días a las 11:20 y desde Junio a Septiembre una extra a las 16:20

Para hacer fotos necesitas llevar una pegatina de autorización que se compra en la entrada o en el interior y cuesta 10 PLN.

Podéis ampliar la información consultando su web oficial.

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES PARA VISITAR LAS MINAS DE SAL DE WIELICZKA CON NIÑOS


  • Llevar ropa de abrigo para los peques tanto en verano como en invierno ya que allí se mantiene la temperatura constante de 15 grados.
  • Aunque existen muchos trayectos rectos, no se pueden visitar con silla de ruedas o cochecito de bebe por lo que tocara llevarlo en brazos los tramos con escaleras y cuando el guía apriete el paso.
  • Existen aseos durante el trayecto y un bar-restaurante al final del recorrido donde poder comer.
  • Yo personalmente no recomendaría la visita a bebes ya que si a mitad del recorrido quiere comer o necesita cambiarse de pañales no hay ningún lugar.

Historias de princesas prometidas en las Minas de Sal de Wieliczka

NUESTRA VISITA A LAS MINAS DE SAL DE WIELICZKA


Nuestro transporte se adelanto a la hora y llegamos casi dos horas antes de que comenzara la visita en español de las Minas de Sal. Recogimos nuestras entradas y para hacer tiempo bajamos a un parque infantil que había junto a las minas que incluía muchos elementos ferroviarios. Estando allí nos preguntamos como cualquier parque infantil de Europa tiene mejores instalaciones que los que puedes encontrar en los masificados de Málaga.

A la hora indicada nos pusimos en fila y se presentó nuestra guía. Nos condujo hasta la puerta de bajada, nos entregó las audioguías con los cascos y una vez allí nos dijo que para evitarnos los 300 terribles escalones de bajada con la niña en brazos, utilizáramos el ascensor para bajar, todo un detallazo de atención por parte de la guía!

El ascensor era pequeñito y claustrofóbico tal y como habíamos leído. Cual sardinas en lata, descendimos rápidamente hasta las mismas entrañas de la tierra.

En la planta inferior esperamos al grupo que no tardo más de cinco sorprendentes minutos en alcanzarnos y es que la velocidad de paso marcada por la guía durante las dos horas de recorrido era de record olímpico.

A través de túneles y salas nuestra guía nos fue explicando los métodos de protección ante escapes de gases y como se ha extraído la sal durante estos últimos siglos.

Rey en las Minas de Sal de Wieliczka en Polonia

Reyes, Copérnico e incluso una princesa prometida fueron interesantes historias y cuentos

Copernico en las Minas de Sal de Wieliczka

Pasillos con vetas de sal y formaciones peculiares.

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

Los siete enanitos sin Blancanieves trabajaban sin descanso.

Ay bo ay bo a la mina a trabajar

Y por fin llegamos a la majestuosa capilla de Santa Kinga, la joya de la corona en Minas Wielizka. Un amplio salón decorado profusamente con imágenes y otros elementos de adorno que impresionaba: Majestuosas lámparas con lágrimas de sal, paredes con escenas de la biblia y una imagen de Juan Pablo II son algunas de las joyas que se pueden encontrar en este fascinante lugar.

La impresionante capilla de Santa Kinga

Suelo, paredes y adornos esculpidos en la sal

Arañas realizadas en sal

La ultima cena

Tras disfrutar de los 10 minutos libres para fotos proseguimos con la ruta.  Lagos con música clásica

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

Pequeños ríos antaño navegables en barquitas.

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

Y las imponentes columnas de la gran Mina del Enano que parecían sostener la misma tierra.

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

Para finalizar, un precioso salón Restaurante usado para los banquetes de eventos y bodas que en el interior de la mina se celebran.

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

El recorrido se finaliza en una cafetería con aseos. Allí puedes decidir seguir otras dos horas recorriendo el museo o subir a la superficie. Ya la peque estaba cansada y nosotros de llevarla encima, por lo que dimos por finalizada la interesante visita.

Hicimos nuevamente fila y cuando nos tocó el turno, un guía nos condujo durante 10 minutos por largos pasillos hasta el ascensor en el cual como berberechos en lata, subimos a una vertiginosa velocidad a la superficie terrestre. Nuestra aventura al centro de la tierra daba a su fin.

Muchas fueron las dudas que nos surgieron sobre visitar las Minas de Sal de Wieliczka con una niña y sus fatídicos escalones de bajada. Asumíamos que sería un trayecto duro pero no sabíamos hasta que punto podría la peque disfrutar del lugar. Al final resulto que aunque el ritmo que nos marco la guía fue intenso, la peque tenía muchos lugares en los que sorprenderse y dejar volar la imaginación: Dragones, enanos y extrañas figuras talladas en sal llamaron su atención. Encontrándose ahora mismo inmersa en el descubrimiento de las historias que habitan los cuentos infantiles, para ella fue como visitar un parque de atracciones donde los personajes de sus cuentos se escondían tras las esquinas.

Minas de Sal de Wieliczka en Polonia: visitando Moria

Quiero agradecer a la Oficina de Turismo de Polonia la interesante visita a las Minas de sal de Wieliczka y también recomendaros el estupendo artículo que Machbel le dedico a su visita a Wieliczka, un lugar único y maravilloso.

36 comentarios :

  1. Que chulo!!! vaya lugar mas impresionante!

    ResponderEliminar
  2. Vero es de esos friki-lugares que te gustarían y la ciudad de Cracovia es preciosa! Anímate a escaparte un día. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Preciosas las fotos y muy descriptivo el post. Yo estuve en 2005 y me cogio totalmente de sorpresa lo grandes que eran y todo lo que habian hecho tallando la sal. Las estatuas de reyes y odas a los esforzados trabajadores me dejaron un poco mas frio, pero la catedral subterranea es impresionante y el lugar en si merece mucho la pena. Hay unas cuantas cosas que no recuerdo, no se si han ido haciendo cada vez mas cosas o que la memoria me falla. En 2005 todos los guias iban vestidos de mineros el dia de su primera comunion, y con una lintera de epoca. Aun lo hacen?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enepi! Piensa que constantemente están reciclando las figuras las cuales se desintegran cada x tiempo sin contar ademas, que para el tema turístico hayan incrementado las salas y las figuras. Y no, van vestidos de uniforme pero no de mineros y con linterna, hubiera molado mucho.

      Eliminar
  4. Hola re interesante e inedito este lugar. Demasiado loco encontrar con una mina de sal con tales capacidades, estructuras, imágenes y actividades. Impresionante, felicito por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Armando! Saludos y bienvenido a nuestra ciber casa

      Eliminar
  5. Muy buenos recuerdos de las Minas y de Cracovia. Gracias por recordarme que le debo un montón de posts a Polonia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;) espero a leer tu perspectiva! Cracovia nos sorprendió porque no pensábamos que nos fuera a encandilar tanto. Un abrazo

      Eliminar
  6. Muy muy bueno el post. Me encantan estas fotografía... Un lugar más para ir. Ya me habían dicho que Cracovia tenía mucho para visitar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy recomendable Javier. Os gustaría mucho. Saludos

      Eliminar
  7. Waw!
    No me las esperaba tan grandes. Realmente parece un lugar fantástico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Johann! El lugar es sublime y ten en cuenta que solo se recorren dos kilometros cuando la mina tiene cientos....Saludos

      Eliminar
    2. Tengo que admitir que no soy muy fan de todas esas cosas en donde hay que meterse "adentro de la tierra". He recorrido unas pocas minas, y aunque algunas tenían galerías tan largas como las polacas, de estas me ha sorprendido la dimensión que se aprecia en las últimas fotos de tu post.
      ¿Sacaban los minerales sobre rieles?
      Saludos.

      Eliminar
  8. Este post me ha recordado mucho la visita a la Catedral de la Sal en Xipaquirá (Colombia) Impresionante lo que el ser humano ha llegado a construir en lugares como estos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mauxi imaginate que estas figuras han sido esculpidas por los propios mineros! Un abrazo

      Eliminar
  9. Me quedé de piedra, o mejor dicho de sal, jaja. Qué increíbles las imágenes, no pensé que algo así pudiese existir. No se sí soportaría estar ahí dentro muchas horas, pero algún día tengo que conocer La Mina del Enano. Saludos!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos horas se hacen fáciles, mas creo yo que daría claustrofobia. Saludos

      Eliminar
  10. Que chulada!!! se lo paso a una amiga que el proximo verano (2015) va a Polonia, seguro que le encanta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Espero pronto seguir ilustrando el viaje a Cracovia. Saludos

      Eliminar
  11. Realmente impresionante. Logras que den muchas ganas de visitar. Gracias por la recomendación y espero poder volver a comentar por aquí con mi experiencia personal. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te fascinara el lugar Carlos. Saludos y gracias por pasarte por aquí :)

      Eliminar
  12. Vaya, este sitio es una joya, y realmente grande. Si que es interesante estar en un sitio que aún tiene producción y que a su vez posee estas visitas guiadas tan completas. Muy bueno el artículo.
    Por cierto, hacía tiempo que no visitaba tu blog y me he sorprendido con el cambio de look, muy, muy, muy chulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juanan! me alegro que te guste el nuevo diseño. Ya llevamos con el unos meses y la verdad es que es un cambio a mejor. Me alegra que te haya gustado esta Mina de Sal. Saludos

      Eliminar
  13. IMPRESIONANTEEEEEE
    que gozada ;). gracias por la informacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste! Saludos y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  14. Fotografías a la altura del lugar, ¡me encantan! Lástima que no crea que vaya a verlas en esta vida ya que rara vez he salido de España en 25 años T_T ¡No sabes cuánto te envidio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayan gustado Ire. Un abrazo y mucho animo!

      Eliminar
  15. Otra maravilla más de Cracovia. Y pensar que todavía no hemos tenido la oportunidad de visitar esta ciudad. En el todo list del 2015 seguro, ¡menudas fotos más chulas de las minas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que ponerle solución Pedro! Pronto haré el articulo de restaurantes chachis para comer que no veas que delicias ;) besotes y gracias por pasarte por aqui!

      Eliminar
  16. ¡Qué grande! Se ve muy bonito e interesante para visitar... esto ha de quedar guardado para cuando pueda desplazarme a Polonoa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuntatelo Ruben porque es un sitio chulisimo! Saludos

      Eliminar
  17. Hola Verónica! Vaya! El señor de los anillos está presente, en nuestros últimos posts. Pero en el tuyo de una forma más agradable. Los lugares con historia, belleza y misterio, me f

    ResponderEliminar
  18. Uy! Algo he tocado! Me fascinan! Y éste que nos muestras es una joya! Ahora bien que no sea accesible, nnos tira para atrás a much@s. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar increíble Gema! Muchas gracias por pasarte por aquí! un beso

      Eliminar
  19. Bueno, otro lugar a la lista de visitas pendientes,jeje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos Cracovia es una ciudad preciosa, con una gastronomía increíble y a muy buen precio y si encima le añades la visita a las Minas de Sal, la experiencia ya es completa. Si puedes, escápate unos días. Un abrazo!!!

      Eliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí!