4

Que ver y hacer en la Isla Sur de Nueva Zelanda en 8 días

Con tan solo 8 días para recorrerla, tuvimos que optimizar al máximo el tiempo del que disponíamos para ver la Isla Sur de Nueva Zelanda. Glaciares, épicas montañas, fiordos de ensueño y ballenas eran algunos de los muchos reclamos turísticos con los que cuenta la isla sur, la más famosa de Nueva Zelanda y que eclipsa con su serena belleza a su hermana pequeña norteña.

Que ver y hacer en la Isla Sur de Nueva Zelanda

Conducir por ella fue todo un placer, largas y solitarias carreteras enmarcadas por frondosos bosques nos regalaron de los mejores recuerdos que tenemos de nuestra querida Nueva Zelanda. Aquí tenéis el diario de los que visitamos e hicimos en la Isla Sur:

DÍA 1: DE QUEENSTOWN A TE ANAU


Llegamos procedentes de Rotorua. Casi todos los viajeros realizan el cruce entre las islas Norte y Sur por el estrecho de Wellington, pero al viajar tan sólo 14 días por el país decidimos obviar algunas distancias terrestres y realizarlas aéreas. Al llegar al aeropuerto de Queenstown nos dirigimos al mostrador de AVIS para recoger nuestro coche. Este no era tan nuevo como el que tuvimos en la Isla Norte, aun así, Paco se sentía muy cómodo conduciéndolo. Con todo listo partimos rumbo a Te Anau. Mientras, las montañas del sur nos dieron un cálido recibimiento y casi veíamos a Gandalf luchando contra el Balrog en sus cimas.

Tras dos horas y media llegamos al pueblo de Te Anau, un pueblo que casi todo el mundo conoce por servir de conexión con la región de los Fiordos.

Buscamos nuestro alojamiento llamado Antler Lodge. Allí la dueña nos comunicó que tenía reservadas los Studio Units pero que a cambio y por el mismo precio nos daba el Deluxe, nosotros tremendamente enfadados aceptamos a regañadientes…El precio de una noche con desayuno fue de 120$ NZD. En compensación, la señora nos reconfirmó la excursión a los fiordos del día siguiente.


Tras dejar las maletas y hacer uso gratis de la lavadora y secadora, nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo. Este sitio también tiene unas cuevas con gusanos luminosos, que tras nuestra experiencia en Waitomo estuvimos tentados de visitar, lástima que ya estaban cerradas.

DÍA 2: MILFORD SOUND


Suena el despertador y nos levantamos animados por el intenso día que nos esperaba. Tras desayunar y realizar el check out, dejamos el coche en la puerta del lodge y esperamos a que vinieran a recogernos para la excursión al fiordo Milford Sound. La habíamos contratado con la empresa Tripandtramps, 155$NZD cada uno.

En una pequeña furgoneta, fuimos recorriendo las escarpadas montañas y lagos espejos hasta llegar a nuestro destino.

Fiordo Milford Sound

De regreso a Te Anau, recogimos nuestras maletas y el coche y partimos rumbo a Queenstown no sin antes intentar comunicarnos con la empresa que nos iba a realizar el tour al día siguiente, no siendo posible.

Llegamos ya bien caída la noche. Realizamos check in en nuestro Hotel Scenic Circle Aurum y nos acomodamos. Con diferencia, fue el hotel más lujoso en el que estuvimos, un apartamento completo que incluía lavadora-secadora e incluso lavavajillas. Un precioso lugar por tan solo 155$NZD la noche.

Hotel Scenic Circle Aurum

DÍA 3: PAISAJES DE EL SEÑOR DE LOS ANILLOS Y WANAKA


Realizamos el check out y nos quedamos esperando en el Hall del hotel a que vinieran a recogernos para el tour Discover the ring, por fin había llegado el día en que veríamos Isengard y los preciosos bosques de Lothlorien. Media hora esperando hizo que nos desesperáramos, por suerte nuestra recepcionista hablaba español y nos hizo el favor de llamar a la empresa de los tours. Boquiabiertos nos quedamos cuando nos comunicó que el tour ya había partido sin nosotros porque no les habíamos reconfirmado y que si queríamos nos podíamos unir al que salía a las 12 de la mañana. Decidimos ir al I Site de Queenstown para valorar otras opciones, no habiendo ninguna que por horario nos encajara.

Finalmente con un plano en la mano decidimos aventurarnos hacia Glenorchy nosotros dos solos y sin duda fue una experiencia maravillosa. Para la próxima vez tenemos claro que pasaremos de tours y alquilaremos un vehículo 4x4 para recorrer a nuestro aire la zona, total…con los 280$NZD que ahorrábamos podríamos haberlo realizado de sobra.

Bosques de Lothlorien en Glenorchy

Tras la excursión improvisada partimos hacia Wanaka parándonos en algunas ocasiones en los miradores para alucinar con las vistas. Una vez en nuestro nuevo destino buscamos nuestro bed and breakfast Criffel Peak View, un acogedor lugar regentado por dos chicas inglesas que habian huido de la “isla” para vivir en “la mejor isla”. El precio fue de 150$NZD con desayuno. Pasamos una tarde animada charlando con ellas y nos quejamos que, con la buena material prima que tenían en el país, alucinábamos con el déficit culinario y de sabores existente en los restaurantes locales.

Que duro es el camino del viajero...

Ellas nos informaron que en el restaurante Botswana Butchery servían una carne deliciosa y nos realizaron una reserva en él para esa noche.

Una vuelta por la orilla del lago y fuimos rumbo al restaurante. Cierto era que la carne estaba deliciosa…pero nos quemaba en el paladar encontrarnos de nuevo con la salsa barbacoa….

DÍA 4: FOX GLACIER


Comenzaba un nuevo y emocionante día en nuestro viaje por la Isla Sur de Nueva Zelanda, hoy íbamos a volar sobre una gigantesca masa de hielo en movimiento.

Al llegar al pueblo Fox Glacier, acudimos en primer lugar al centro de excursiones para reconfirmar que haciendo un soleado y espléndido día, no existiría ningún impedimento para realizarla.

Nuestro alojamiento del día era el Sunset Motel Fox Glacier, 140$NZD la noche con mini-cocina y una lavandería para todo el complejo. Desde allí las vistas de las montañas eran sublimes…menudo atardecer disfrutamos sentados en la terraza!

Atardecer en Glacier Fox

Con un precio de 395$NZD por persona, la excursión en Helihike sobre el glaciar Fox superó todas las expectativas posibles.

DÍA 4: FRANZ JOSEF GLACIER Y PUNAKAIKI


Tan flipados quedamos el día anterior con el glaciar Fox que decidimos aventurarnos a realizar la caminata hasta la base del glaciar Franz Josef. De aquellas que dices: mira Paco…si esta aquí al lado! Vamos a dar un paseo para verlo más de cerca!!. Ni que decir que las abuelitas me adelantaban por la derecha (e izquierda) durante la caminata. El efecto óptico de cercanía estaba provocado por lo insignificante que es el ser humano debajo de tan milenaria mole de hielo. Agotada me alegré por visualizar el rio que bajo Franz brotaba. Desmoralizador era saber el retroceso tan brutal que habia tenido en los últimos años.

Rumbo a Punakaiki y los famosos pancakes Rocks. Ese día realizamos la peor media de horas en coche ya que nos paramos en cada mirador a disfrutar con el espectáculo de naturaleza sin fin que la Isla Sur de Nueva Zelanda nos regalaba.

Pancakes rocks en Punakaiki

Debido a las múltiples paradas llegamos poco antes de la hora del cierre del parque, contribuyendo este hecho a que lo visitáramos en soledad. Fue toda una delicia ver las rocas silbar para nosotros solos.

Retrocedimos en la carretera y buscamos nuestro siguiente lugar de reposo: Bluewaves Homestay, 130$NZD la noche con desayuno. Fue sin duda el peor lugar donde estuvimos ya que a pesar de insistir vía email sobre la ubicación del baño (llamarnos pijos, pero para nosotros lo mínimo que tiene que tener una habitación es el baño dentro) este se encontraba fuera de la habitación.

Bueno para una sola noche no nos quejamos. Le preguntamos al señor donde podíamos ir a cenar y ¡sorpresa! No existía absolutamente nada en 30 kms a la redonda. Tuvimos que coger el coche nuevamente y regresar a Greymouth. Teniendo en cuenta las tempranas horas a las que cenan en Nueva Zelanda, sólo encontramos abierto un Mac Donalds, cadena de restauración de la que huimos como la peste durante nuestros viajes….

DÍA 5: PENÍNSULA DE KAIKOURA


Al visitar el día anterior Punakaiki, partimos directamente hacia Kaikoura ya que la situación climatológica de la isla sur había empeorado encontrándose pueblos del interior aislados por la nieve. Tan pronto fuimos que al no encontrar tráfico ninguno, realizamos los más de 350kms que nos separaban en un plis plas. Llegamos al Motel Sails, el más económico de todos los alojamientos de Nueva Zelanda, 95$NZD un estudio completo. Nuestra anfitriona se sorprendió de la hora a la que habíamos llegado. Le preguntamos por lugares donde degustar la famosa langosta de Kaikoura y nos indicó en el mapa.

Sails Motel en Kaikoura

Al llegar allí resultó ser un puestecillo ambulante donde tu elegías las langostas y allí mismo te las hacían a la parrilla. Con el precio que tenían…decidimos regresar por la tarde para llevarnos la cena al apartamento donde dimos cuenta de ellas con un delicioso vino blanco local.

La tarde la dedicamos al completo a pasear por la península de Kaikoura, donde unos simpáticos lobos marinos nos saludaron y unas vistas de alucine se nos grabaron en el corazón.

DÍA 6: SPERM WHALES


La gran ballena Sperm Whale nos reclamaba. Fuimos al centro Whale Wath y allí esperamos nuestro turno tras abonar 140$NZD cada uno. No habíamos desayunado y tomamos algunas pastillas para el mareo que no evitaron que fuéramos “borrachuzos” todo el trayecto. Hasta dos impresionantes ballenas vimos. De vuelta a la península, unos preciosos delfines nos acompañaron en el regreso.

Sperm Whale en Kaikoura

Nos despedimos de esta preciosa península y pusimos rumbo a la triste Christchurch, uno de las ciudades más grandes de la Isla Sur que nos decepcionó en igual medida, ciudad que fue la más afectada por el terremoto que ocurrió unos años después. Teníamos un apartamento en Hotel City Central, 125$NZD la noche. Recordaba mucho a los moteles de carreteras que tanto se ven en las películas estadounidenses…

Una muy corta vuelta por el centro nos dejó claro que lo mejor de esa ciudad ya lo habíamos recorrido.

DÍA 7: ANTARTIC CENTER Y AKAROA


A primera hora de la mañana fuimos al Antartic Center, 48$NZD cada uno. Allí vimos pingüinos del polo sur y paseamos en uno de esos vehículos tipo tanque que camina por el hielo. Paco se aventuro a entrar en una cámara a un montón de grados bajo cero para realizar un simulacro de ventisca del polo sur, salio convertido en un cubito de hielo. Sin tener más que ver por la zona nos dirigimos a Akaroa, un lugar del que nos habían hablado maravillas. Allí degustamos un fantástico fish and chips y disfrutamos de un agradable paseo por su costa.

DÍA 8: DESPEDIDA DE NUEVA ZELANDA


Tocaba despedida, 8 días habíamos estado visitando la Isla Sur de Nueva Zelanda, aquella que le roba toda la fama a la bonita Isla Norte y en la que disfrutamos con las montañas más escarpadas que nunca hemos visto.

Devolvimos el coche a AVIS y partimos rumbo a la preciosa Melbourne, nuestra kiwi aventura había finalizado dando paso a la australiana.

4 comentarios :

  1. Me quedó penita por no poder ir a Punakaiki y eso que nosotros estuvimos 12 días, pero también es cierto que comenzamos la ruta en Christchurch y nos recorrimos casi todo el lado este. No se puede tener todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tan pocos días es imposible querer verlo todo. Nosotros picoteamos y elegimos los lugares que más nos gustaban. Nos quedo el sur y el norte :) Di como yo Mauxi...para la próxima!! Un abrazo

      Eliminar
  2. A nosotros también nos quedaron cosas por ver (tanto en la isla norte como en la sur) pero es la excusa perfecta para volver algún día y pasar todas las vacaciones sin Nueva Zelanda, no creéis? ;)
    Saludos familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es imposible recorrerla entera en tan solo dos semanas. Uno de nuestros amigos estuvo mas de un mes y ese si que puede decir que conoce bien la Tierra Media.

      Un abrazo chicos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí!