18

Edificio Burj Khalifa de Dubai: visitarlo es Misión Imposible

Escenario de película y constituyendo la nueva torre de Babel, el edificio Burj Khalifa de Dubái ostenta el record Guinness de edificio más alto del mundo. Con sus 828 metros de altura, le lleva una amplia ventaja de 319 metros al segundo más alto (Taipéi 101). Visitar el Burj Khalifa constituye por sí mismo toda una Misión Imposible y no solo porque aquí anduviera Tom Cruise intentando salvar al mundo de nuevo (esta vez sin quemar tronos), sino porque resulta tan largo el camino para disfrutar de su At the Top en la cima del mundo que parece casi un sueño poder contemplar las vistas que el Burj Khalifa regala de Dubái.

Visitar el Burj Khalifa de Dubai: Mision Imposible

BURJ KHALIFA DE DUBAI


Muchos son los datos estructurales y técnicos sobre este edificio, pero los que me han parecido más curiosos son estos:

La base del Burj Khalifa tiene la forma de la flor Hymenocallis blanca de seis pétalos la cual se cultiva en la ciudad y en la India.

El edificio está realizado en hormigón armado hasta la planta 156 y el resto de acero para hacerlas más ligeras.

El Burj Khalifa ostenta el título de Edificio más alto del mundo, pero otros Guinness se encuentran cerca de él: el centro comercial Dubái Mall y la fuente más grande del mundo están en su base, formando un triple Guinness y es que Dubái parece que quiere concentrar el mayor número de estos records en menos espacio.

Vistas desde el mirador del Burj Khalifa de Dubai


COMO LLEGAR AL BURJ KHALIFA


En coche


Dirección: Sheikh Zayed Road. Acceder al Dubái Mall y aparcar en el aparcamiento P2. Ir hacia el P3 y buscar el Palacio del Café y junto a él se sitúa la entrada para subir At the top en el Burj Khalifa.

En autobús


Autobús número 27 desde Deira Gold Souk . La llegada y recogida de estos autobuses se encuentra en el Dubái Mall en el P2. Tienen una frecuencia de 15 minutos.

En metro


La estación de metro más cercana es la de Burj Khalifa, pero por más cercana en Dubái se entiende más de 20 minutos andando por pasarelas para llegar.

En taxi


La opción más cómoda y nada cara para ir al Burj Khalifa en particular y moverse por Dubái en general. Indicar que os dejen lo más cerca de la entrada que lleva al Burj Khalifa ya que el Dubái Mall es más grande que el desierto que rodea Dubái.

Visitar el Burj Khalifa de Dubai: Mision Imposible

HORARIO Y PRECIOS DEL BURJ KHALIFA


Horarios:


Desde las 08:30AM a 01:00AM. Ultima admisión 45 minutos antes del cierre

Precios de la compra de la entrada por internet


Adultos y mayores de 12 años: 25 euros (125AED).

Con Fast Track Ticket: 79 euros (400AED)

Niños de 4-12 años: 19 euros (95AED)

Con Fast Track Ticket: 79 euros (400AED)

Menores de 4 años: Gratis

Que es el Fast Track Ticket:

Es un ticket especial que da acceso rápido, sin colas y por otro camino más corto al mirador de At the top. Tras nuestra tediosa experiencia subiendo casi que es para pensárselo pagar ese dinero.

Estos precios corresponden a la compra de la entrada por internet. Si se realiza in situ el precio se multiplica casi por 3 por lo que es recomendable si se quiere visitar el Burj Khalifa, comprar la entrada con más de un mes de antelación.

Si queréis más información o comprar los tickets por internet podéis mirar su página web.

Visitar el Burj Khalifa de Dubai: Mision Imposible

MISION IMPOSIBLE: VISITAR EL BURJ KHALIFA


Con más de un mes de antelación decidimos el día que mejor nos venía de los tres que pasábamos en Dubái para subir al Burj Khalifa. Con vistas a poder disfrutar del atardecer, elegimos las 17:30 como hora de entrada y compramos los tickets.

El día elegido nos personamos una hora antes en la entrada para validar el email de confirmación junto con la tarjeta de crédito con la que habíamos realizado el pago y de esa forma nos dieron las entradas.

Visitar el Burj Khalifa de Dubai: Mision Imposible
Mapa de todo lo que hay que recorrer antes del ascensor

Esperamos por allí y quince minutos antes de la hora nos dieron acceso. En la puerta de acceso nos informaron que la silla de paseo de Helia no estaba permitida por lo que la tuvimos que dejar en taquilla.

Una vez accedimos al interior comenzó la Misión Imposible. Recomendación: seguir leyendo con la música de fondo.


Mision Imposible

La larga fila humana se apretaba en un reducido espacio y tras dar el pistoletazo de salida se comenzaba el paso por el control de seguridad, en el cual, todos los bolsos y pertenencias eran minuciosamente inspeccionados como hacen en los aeropuertos. Estaba prohibido pasar con agua, bebidas o comidas al edificio. Nosotros al llevar la neverita de Helia tuvimos que mostrar todos los alimentos y tras esto nos dejaron pasar.

Recorrimos escaleras mecánicas y largos pasillos donde se formo nuevamente otra fila de movilidad muy lenta.

Tras pasar más de 30 minutos llegamos por fin a una puerta desde la cual ya se veían los ascensores. Aun tres más tuvimos que esperar para poder entrar. Mientras un azafato nos informaba de que el mirador se encontraba en la planta 124 del edificio y que debido al rápido ascenso del ascensor era posible sentir un ligero dolor de oídos por lo que era recomendable hacer el gesto de mascar.

Por suerte para nosotros, en esa rapidísima ascensión Helia no tuvo problemas, no obstante, otros niños que iban con nosotros se pusieron a llorar.

Al abrirse las puertas del ascensor ya por fin accedimos a At the Top del Burj Khalifa.

Había transcurrido una hora desde que entramos y el atardecer ya estaba muy avanzado, esto unido a la masificación que sufría el mirador en esa hora punta hacia casi imposible acercarse a los cristales a tomar una foto.

Visitar el Burj Khalifa de Dubai: Mision Imposible

Visitar el Burj Khalifa de Dubai: Mision Imposible

El mirador estaba compuesto por unas cristaleras que tenían aberturas en zonas elevadas para permitir tomar alguna instantánea de Dubái sin reflejos.

A pesar del aire fresco que corría, de la pelotera de gente y de que nos habíamos perdido el atardecer, hay que reconocer que no todos los días se sube al edificio más alto del mundo.

Tras un corto periodo en el mirador y cansados de las caminatas y esperas decidimos salir de allí.

Mirador del Burj Khalifa de Dubai

Pero la Misión Imposible continuaba. Otra larga fila de personas agolpadas esperaban para bajar en el ascensor. Llego un momento en que tan cortas eras las distancias que sentía a la familia de autóctonos junto con la abuela y los niños que tenia detrás casi incrustados en mi espalda. Mientras ascensores iban completándose con la gente que tenía el Fast Track Ticket, quedando a la espera los que habíamos comprado la entrada normal.

Llego nuestro momento de bajar y quisieron dividirnos en dos ascensores, cosa a la que nos negamos.

Ya por fin de regreso al Dubái Mall emprendimos rápido el camino para conseguir un taxi y regresar al hotel. Más de dos horas de pie con Helia en brazos pasando calor, agobios, empujones y sed habían consumido todas nuestras fuerzas.

Vistas desde el mirador del Burj Khalifa de Dubai

Tras esta visita al Burj Khalifa nos preguntamos ¿realmente mereció la pena? Si, es verdad que subimos al edificio más alto del mundo, pero la sensación de no haberlo podido disfrutar o de estar en el mirador muy poco tiempo para todo el que empleamos en filas, colas y controles de seguridad nos dejo un sabor agridulce de esta experiencia que tendría que haber sido fantástica como en otras ocasiones. Quizás hubiera merecido la pena con el Fast Track Ticket ya que hubiéramos accedido directamente ahorrándonos esperas o quizás es mejor emplear ese tiempo en disfrutar de otros lugares de interés en Dubái. Sea como fuera, esta ha sido nuestra personal Misión Imposible que finalmente pudo ser posible. Un ultimo consejo: no compréis ninguna foto ni ningún suvenir allí, los precios están multiplicados por 4 llegándote a pedir por una foto la friolera de 60 euros.

También os puede interesar el relato del Crucero por Oriente Medio

18 comentarios :

  1. Bufff que agobio solo con leer la masificación que describes :S es una lástima no poder disfrutar bien de esos momentos y vistas...
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber sabido transmitir la masificación y el agobio que nos supuso. Que mira que teníamos ilusión por subir, pero fue agotador, colas, calor y una larguísima espera hizo que no disfrutáramos. Esta claro que lo mejor es o subir a otra hora del día o no hacerlo y pasar esas horas en otro sitio. Saludos y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  2. Jeje, vaya buena vistas :) No sabía que ese era el edificio de Misión Imposible :D Me ha hecho mucha gracia la ironía de la "estación de metro más cercana" ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff pues a mis amigos no les hizo ninguna gracia jejeje se tiraron andando un rato para poder llegar al edificio, me imagino que seria por temas estructurales que no podía estar mas cerca de la basel Las vistas geniales, la pena el agobio que pasa uno para subir con la peque en brazos todo el rato y sin agua...vamos como si fueras por el desierto de Dubai...Un abrazo Eva

      Eliminar
  3. hermoso ... ¿llegaré algún día? .. de mientras lo disfruto en tu pagina ... saludos RICKY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que llegaras y nos regalaras a todos la vista con tus increibles y bellisimas fotos. Un abrazo Ricky

      Eliminar
  4. Que buen relato, pero frustrante la situación, suele ser el problema de los lugares muy turísticos, un abrazo y saludos desde Colombia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viviana imagínate dos horas con Samy en brazos queriendo correr y tu esperando colas. Muy frustrante la verdad y una vez llegas arriba y no puedes casi ni hacer fotos. En fin, de todo se aprende.

      Eliminar
  5. Jaja, la idea de ir a la hora de la puesta de sol fue también la mia y la de cientos de personas más. La verdad es que sí agobia un poco y no sé si merece la pena lo que hacen pagar. Así como otros rascacielos de diferentes países los repetiría con los ojos cerrados, éste me decepcionó un poco. Pero vamos, que si no lo pruebas no lo sabes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mala idea Maria Teresa! jajaja ya veo que nos fuimos los únicos con esa ocurrencia. Coincido contigo, otros los repetiría, este no. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Vaya aventura... Me encantaría visitarla, cuando se dé la ocasión seguiré vuestros consejos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ármate de paciencia Joaquin y no vayas con niños...es un suplicio!!! Saludos

      Eliminar
  7. Uy nooooo esos son los escenarios de visita que no me gustan, tanta gente y aplastadera ... y encima pagar una fortuna...

    Me quiero subir a la torre pero tal vez habra que buscar un horario mas incomodo para las masas :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que también cometimos el error de ir en hora punta. Para la próxima no caeremos en ese error. Saludos Gaolga!

      Eliminar
  8. Qué bien me ha venido este artículo porque ahora mismo iba a comprar la entrada para visitar el edificio (voy a visitar Dubai en Febrero de 2016) pero he cambiado de decisión y mejor no voy a meterme en ese hormiguero, y más yo que no me gusta estar rodeado de gente, los agobios y todo eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Rubén, las vistas desde el Burj son impresionantes pero la aglomeración de gente también. Es una visita dura, de hecho hace poco nuestro amigo Oscar del blog Persiguiendo tus sueños regreso de allí con la misma impresión que nosotros y eso que el no viaja con niños. En resumen: es cara e incomoda. Saludos y que disfrutes en Dubai!!!

      Eliminar
  9. Ostras, estaba a punto de reservar para la puesta de sol y se me han quitado las ganas, en que fecha fuisteis vosotros?

    Gracias y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuimos a finales de febrero en Semana Blanca de Andalucía por lo que en fechas de vacaciones internacionales más importantes ni me imagino como podría estar. Saludos y buen viaje!

      Eliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí!