4

3 Lugares terroríficos para ver en Edimburgo: Cementerios y Mary Kings Close

Fantasmas, muerte e historias tenebrosas envuelven la leyenda más oscura de la capital de Escocia. Es por ello que hemos seleccionado los que a nuestro parecer, son los 3 lugares más terroríficos para ver en Edimburgo. Como no podía ser de otra manera, el trágico Mary Kings Close destaca por encima de los cementerios y sus sucesos paranormales. Acompañadnos en este oscuro recorrido por la ciudad más siniestramente bella de Europa.

3 Lugares terroríficos para ver en Edimburgo: Cementerios y Mary Kings Close

THE REAL MARY KING´S CLOSE


Si existe un lugar siniestro que ver en Edimburgo es sin duda alguna The Real Mary King Close. Para nosotros es el lugar más terrorífico y la visita estrella, rodeado de tenebrosas historias, muerte y fantasmas.

HORARIOS


Abren a las 10 AM y tienen Tours cada 15 minutos
De 10AM a 17 PM de Domingo a Jueves
De 10AM a 21PM los Viernes y Sábados.

PRECIOS


Adulto 13.95 Libras
Niños (a partir de 5 años) 8.25 Libras

Es recomendable reservar la entrada a través de la web sobre todo si se quieren oír las explicaciones en español. Nosotros tuvimos que unirnos a un grupo en inglés con audioguía en español…y eso la verdad es que le quita encanto al lugar).

LOCALIZACION


En la Royal Mile justo frente de la Catedral de St. Giles.

¿Qué es un Close?


Edimburgo se encuentra construido sobre una montaña de roca donde la zona más elevada es el Castillo de Edimburgo que conecta directamente con el Palacio de Holyrood mediante la Royal Mile.

A todo lo largo de esta calle surgieron una serie de callejones donde el pueblo construyó su residencia encontrándose en muchos de ellos hacinados por la falta de espacio y denominandose "Close". El close The Mary King´s tuvo mucha importancia comercial durante el siglo XVII.

Un Close en la Royal Mile

¿Por qué esta The Mary King Close bajo tierra?


En el peor y último brote de peste en Edimburgo ocurrido en 1644, The Mary Kings Close fue el más afectado. Cuenta la leyenda que altos cargos de la ciudad tomaron la horrible decisión de tapiarlo y dejar a su suerte a todo el pueblo para evitar que la peste se extendiera más, adquiriendo el innoble sobrenombre de “El Callejon de la Muerte”.

Fuera de leyendas y aunque The Mary Kings era el foco con mayor número de infectados por la Yersinia Pestis, las víctimas de la plaga nunca fueron encerradas en el callejón para morir de hambre.

De hecho se sabe que en esta ciudad se generalizó la cuarentena, en ella las personas que estaban infectadas, tomaban la decisión de encerrarse en su casa, marcándola ésta con una bandera blanca. De esa forma, los vecinos dejaban pan, cerveza y carbón en la puerta y el médico pasaba a visitarlos y ayudarles con sus pústulas.

Especial mención merece la indumentaria del doctor. En aquella época pensaban que la transmisión de la peste bubónica era vía aérea desconociendo a la pulga transmisora y es por ello que el doctor se vestía íntegramente de cuero: largos guantes, capa y lo más distintivo: una máscara con forma de pico en la que depositaban en la punta hierbas aromáticas para no sufrir con los olores de los cuerpos en descomposición y porque pensaban que evitaban de esta forma el contagio. No esta de más decir que el puesto de médico estaba frecuentemente vacante en aquella época por defunción de su antecesor.

Con una historia tan macabra detrás, para nosotros The Mary Kings Close era una visita ineludible en Edimburgo por todo lo de mito y misterio que se escondía tras la leyenda.

Como no habíamos reservado, tuvimos que unirnos a un grupo en inglés, llevando eso sí, una audioguía en español. Impacientes entramos al Mary Kings Close y la primera imagen fue desgarradora: una empinada calle casi a oscuras con ropa tendida. Si no eres claustrofóbico, aquí te lo vuelves y en ese justo momento empiezas a sentir como un extraño frío penetra por tu ropa y te congela el corazón, deteniendo el tiempo en el momento en que Mary Kings Close se cobró a su última víctima.

The Mary Kings Close

A lo largo de pasillos y casas fuimos viendo como vivían en antaño la burguesía y el pueblo más llano. Leyendas de asesinatos y fantasmas iban surgiendo a cada esquina del recorrido.

Nos llamó la atención por aquello de la profesión, la representación de los enfermos en las camas atendidos por el médico con su largo pico.

Especial mención merece la historia del fantasma de Annie, una niña que caminaba triste. Tal fue el impacto de esta leyenda, que una famosa medium japonesa realizó una sesión de espiritismo allí mismo conectando con ella y manteniendo una esclarecedora charla.

Annie le reveló a la medium que su familia la había abandonado por tener la peste y lloraba porque había perdido su muñeca. Tras esta sesión muchas personas dejan juguetes y peluches en la habitación de Annie para hacer feliz a la niña y que pueda descansar en paz.

La habitación de Annie en The Mary Kings Close

Creernos si decimos, que tras el campo de concentración de Dachau, este ha sido el lugar más escalofriante en el que hemos estado.

Fotografías extraídas de la web oficial The Mary Kings Close

Podéis leer la experiencia que tuvo Libreta Viajera en The Mary Kings Close aquí

CEMENTERIO DE GREYFRIARS


Si algo existe en Edimburgo son cementerios con oscuras y sangrientas historias, entre ellos merece una especial mención para visitar el cementerio de Greyfriars. Como el jing y jang, Greyfriars posee las historias más contradictorias que puedan existir.

LOCALIZACIÓN


Candlemaker Row, Edinburgh EH1 2QQ, Reino Unido. Se encuentra frente al famoso The Elephant House, cafetería conocida por ser donde J.K. Rowling escribió Harry Potter y muy próximo al Museo Nacional de Escocia donde se encuentra la famosa oveja Dolly.

Por una parte este terrorífico cementerio de Edimburgo es famoso por el perro Greyfriars Bobby, el cual permaneció custodiando la tumba de su dueño (policía local de Edimburgo) durante los 14 años que le sobrevivió. Fue tanta la admiración que causó Bobby en el pueblo de Edimburgo que fue enterrado a las afueras del cementerio, lugar en donde hoy en día luce una pequeña estatua de tan fiel amigo.

Greyfriars Bobby

Tras la cara más amable del cementerio de Greyfriars toca conocer la lúgubre que gira en torno a la historia de los Covenanter.

Los Covenanters eran miembros de un movimiento religioso del presbiterianismo. Durante el siglo XVII fueron encarcelados en la iglesia 1200 de ellos tras su intento de levantamiento contra el Rey Carlos II. La mayoría de los Covenanters murieron ejecutados o por la infrahumanas condiciones de vida de su cautividad, pocos de ellos salieron de esas tenebrosas paredes abrazando de nuevo la libertad. Desde entonces el lugar es conocido como la Cárcel de los Covenanters.

El cementerio de Greyfriars ostenta también el título de lugar embrujado y en donde sus fenómenos paranormales se cuentan por centenares alcanzando un nivel 3 en la escala paranormal (Nivel 1: se escuchan ruidos, nivel 2: se escucha y se ven, nivel 3: se escuchan, se ven y se sienten ¡¡sal corriendo!!). Historias y leyendas desgarradoras encierran los hechos más inexpicables que sobreviven incluso tras realizarse dos exorcismos in situ.

El cementerio de Greyfriars

En él, yace enterrado George Mackenzie abogado conocido como “El Sangriento” y que fue el encargado de condenar a los Covenanters. Se dice que su alma atormentada se aparece a los visitantes causándoles arañazos y hematomas. Debido al pánico general que ha surgido a raíz de los centenares de testimonios de víctimas que presentaban heridas por Mackenzie, esta parte del Cementerio de Greyfriars se encuentra cerrada y sólo es posible visitarla con una empresa especializada.

Nuestra visita a tan famoso cementerio fue por suerte a la luz del día, con la protección de Bobby recorrimos la zona abierta sin llegar a acercarnos demasiado y desde una distancia prudencial, vimos el Mausoleo del sangriento George Mackenzie.

Mausoleo de George Mackenzie en el cementerio de Greyfriars

CEMENTERIO OLD CALTON


LOCALIZACIÓN


27 Waterloo Pl, Edinburgh EH1 3BQ, Reino Unido. Frente a la entrada de Calton Hill.

Abierto al público las 24 horas del día.

Próximo a la colina de Calton Hill se encuentra el Cementerio Old Calton, en él los más notables escoceses encontraron descanso y muchas almas perdieron sus vidas a causa de ahorcamientos.

Hombres famosos e importantes como el filósofo David Hume se encuentran allí. También se pueden ver en el Cementerio Old Calton importantes monumentos como el de los Mártires o el de Abraham Lincoln en memoria de los escoceses que lucharon en la Guerra Civil Americana.

Entre muchas historias y leyendas destacan estos cuatro lugares del Cementerio de Old Calton:

El monumento a los Mártires Políticos y su Torre de Vigilancia


El elemento que más destaca de todo el panorama del cementerio de Old Calton es el Monumento a los Mártires Políticos con su impresionante torre de vigilancia. El obelisco se levantó en memoria por los reformistas fallecidos y simboliza el faro que alumbra el camino de sus almas de vuelta a casa.

La Torre de Vigilancia en el Cementerio Old Calton

La Tumba de David Hume


El filósofo de la ilustración fue enterrado en este Mausoleo de forma circular abierta a las estrellas.  Si pasáis a su interior tener cuidado...dicen que su fantasma se aparece a los más incautos.

Mausoleo de David Hume

Las vistas a las estrellas de David Hume

La Tumba de David Alan


Dándole la espalda a la tumba de David Hume encontramos la tumba del poeta David Alan.

Cuenta la historia que durante el siglo XVIII varias personas fueron dadas por muertas cuando en realidad habían entrado en estado cataléptico. Esto se descubrió cuando con motivo de la creación de la Plaza de Waterloo, muchas de las tumbas fueron trasladadas observándose marcas de arañazos en su interior, inexplicablemente ¡habían sido enterrado vivos!.

¿Y cómo se les ocurrió poner solución a esta situación? Pues sencillamente comenzaron a atar una cuerda a la muñeca de los difuntos con una campana en su extremo distal ya fuera de la tumba. En el caso que despertara de su estado cateléptico y moviera la mano, la campanita sonaría y se le liberaría de su cárcel eterna. Pues se dice que David Alan fue uno de ellos, de ahí que su última obra la realizara impregnando su miedo en la cara posterior de su lápida ¿no os parece?

La Tumba de David Alan

El monumento a los caídos en la Guerra Civil Americana


También cerca del cilindro de Hume se encuentra una sobria escultura de Abraham Lincoln, a los pies de ella, un esclavo se muestra agradecido por su liberación. Es el único monumento en el mundo que existe fuera de los Estados Unidos dedicado a la Guerra Civil americana.

Monumento a los caídos en la Guerra Civil Americana en Old Calton

Visitar Old Calton bajo el frío manto de una noche de febrero ya significó por si mismo un añadido a impregnarnos de las lúgubres historias de este cementerio. En casi oscuridad y con tan solo una pequeña linterna de dinamo, íbamos recorriendo los caminos hasta llegar al Mausoleo de Hume. En su interior pudimos ver como el filósofo tiene un palco de honor al cielo estrellado de forma eterna.

Al salir permaneciendo en la oscuridad, nuestra guía comenzó a relatarnos la historia de la campanas y los enterrados vivos…cuando de pronto encendió su luz y alumbró la tumba de David Alan, por un momento, el cementerio rompió su silencio para entonar gritos de pánico tras el sobresaltó.

BONUS TRACK: CALTON HILL


Cuenta la leyenda que en Calton Hill se procedía a la quema de todas las personas sospechosas y denunciadas por brujería. No sabemos si esto es verdad, lo que si nos pareció increíble fueron las vistas nocturnas a toda la ciudad de Edimburgo desde allí.

Las vistas de Edimburgo desde Calton Hill

Y estos han sido nuestros 3 lugares terroríficos elegidos para ver en la ciudad de Edimburgo y que no os dejaran indiferentes, ¿y vosotros os atrevéis a visitarlos?

4 comentarios :

  1. Uf, que miedo... me encantan las historias de terror pero lo paso mal, esperando notar una gélida mano en mi hombro ;)
    Me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Libreta Viajera!! Terroríficas historias para una ciudad endiabladamente preciosa!! Un abrazo

      Eliminar
  2. Jeje en mayo estuve por allí y más que los nuertos me aterraba imaginar vivir con las condiciones de vida que te explican en la visita al The Mary King Close (aunque el rincón de la niña con tanto juguete daba yuyu). Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me acordaba de tu viaje a Edimburgo Pepa!!! A mi The Mary King Close me flipo, de hecho nos hicieron una foto a la salida en la que casi se apreciaba un fantasma :P

      Un beso

      Eliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí!