10

Museo de la Guerra Patriótica en Moscú, visitando Tanques

En uno de los lugares más elevados de Moscú se sitúa el gigantesco Museo de la Gran Guerra Patriótica. Con un imponente obelisco de más 140 metros presidiendo su entrada, cuenta en su interior con interesantes exposiciones que relatan el curso de la guerra. Aunque las auténticas joyas de este museo se encuentran en su exterior ubicándose allí sus amplias colecciones de aviones y tanques de guerra pertenecientes a la Segunda Guerra Mundial. Aquí os dejamos nuestra visita a este memorial conmemorativo de los sacrificios del pueblo soviético.

Descubriendo los tanques de guerra en el Museo de la Gran Guerra Patriótica en Moscú


HORARIOS, PRECIOS Y COMO LLEGAR AL MUSEO


HORARIOS


De martes a Domingo desde las 10 hasta las 19 horas. Los jueves desde las 10 hasta las 20 horas. Lunes cerrado.

PRECIOS


Adultos 250 Rublos entrada al Museo. Para acceder a la exposición al aire libre de Aviones y Tanques de Guerra hay que pagar 250 Rublos extras (recomendamos visitar sólo esta zona).

COMO LLEGAR


Línea de Metro 3 (color azul) en dirección a PYATNITSKOESHOSSE.

Parada: Park Pobedy Парк Победы

UN POCO DE HISTORIA…


El Museo Nacional de la Historia de Gran Guerra Patriótica se inauguró en 1995. Se ubica en el Monte Poplonnaya y sirve como memorial de la Segunda Guerra Mundial. Es por ello que en su entrada, se erigió un obelisco de 141.8 metros representando los 1418 días de guerra. En su base destaca San Jorge matando a un colosal dragón.

NUESTRA VISITA AL MUSEO NACIONAL DE LA HISTORIA DE GRAN GUERRA PATRIÓTICA


Antes de dejar Moscú y coger nuestro vuelo a San Petersburgo, disponíamos de casi 2 horas que decidimos emplear en acudir al Museo de la Guerra Patriótica, ubicado a tan sólo dos paradas de metro de nuestro hotel. Nos bajamos en la parada del metro de Moscu más bonita (Park pobedy) y al salir de ella nos encontramos con una gran explanada presidida por un inmenso obelisco.

En el inicio de la explanada había una majestuosa estatua de una bandera de Rusia con soldados levantando sus armas.

Museo de la Gran Guerra Patriótica en Moscú

Con la lluvia, la silla de paseo y la distancia que se tarda en recorrer las fuentes de la entrada, tardamos cerca de 20 minutos en llegar a la puerta y todo esto a 13 grados bajo la lluvia, ¡no veas cómo se las gasta el verano ruso!, no nos podemos imaginar cómo serán las duras condiciones invernales.  En la base del obelisco existía una enorme estatua de San Jorge cortándole la cabeza al dragón.

Antes de entrar al recinto, se puede ver un fuego eterno para el soldado desconocido. A ambos lados de la entrada dos cañones.

Entrada al Museo de la Gran Guerra Patriótica en Moscú

Al llegar vimos a muchos soldados y oficiales con uniforme de gala y pensamos que el museo estaría cerrado por alguna ceremonia oficial, pero realizaron la ceremonia en una gran sala central, con banda de música incluida, y que pudimos ver casi desde la misma puerta.

Banda de música en el acto oficial

El edificio tenía varias plantas, la inferior contaba con una exposición fotográfica del comunismo chino, y es donde estaba la mini cafetería y lo más importante para Vero de la visita: la tienda de recuerdos que fue la que tenía los mejores precios en los souvenirs de todo Moscú, incluso mejores que los del Mercado de Izmailovo.

Entre las exposiciones que había, me pareció muy interesante, para los que no saben ruso, la que presentaba fotografías de la historia de la Segunda Guerra Mundial, me gustó mucho una foto del fin de la guerra en la que se encontraban posando soldados rusos con americanos al mismo tiempo.

Rusos y Americanos

Además de armas ligeras, y algunos cañones había uniformes y maquetas de carros de combate rusos y alemanes, restos de aviones derribados, maquetas de barcos, aunque un poco deslabazados unos expositores de otros.

Nos resultó impactante el efecto 3D que tienen logrado en el Salón de la Memoria y del Dolor.

Salón de la Memoria y el Dolor

Para mí lo más interesante con diferencia fue la exposición al aire libre de aviones, tanques de guerra, carros de combate y fortificaciones, que estaba por la parte trasera del Museo, a 3 minutos andando y que requería una entrada aparte de la del museo. En ella podías ver gran cantidad de maquinaria bélica que participó en la Segunda Guerra Mundial.

Entre las unidades alemanas se podían ver tanques y caza carros.

Panzer 38(t) o Pzkpfw 38(t)

Panzer 38(t) o Pzkpfw 38(t)

Caza carros Marder I

Caza carros Marder I

Panzer III o PzKpfw III Ausf. J

Panzer III o PzKpfw III Ausf. J

Sturmgeschutz III (StuG III) o caza carros StuG III (si os fijáis el chasis es el del panzer III y con un cañón que indicaba de 75 mm)

Sturmgeschutz III (StuG III) o caza carros StuG III

Restos de un PzKpfw III Ausf.L destruido

Restos de un PzKpfw III Ausf.L destruido

Panzer IV o PzKpfw IV Ausf.F

Panzer IV o PzKpfw IV Ausf.F

Las unidades motorizadas de la Wermatch, semioruga utilizado por la infantería alemana, que era de gran utilidad para los rápidos desplazamientos de la guerra relámpago o blietzkrieg.

Entre las unidades soviéticas se podían ver muchísimos tanques rusos, sobre todo el T34, que se fabricó en un número altísimo durante la guerra, y aunque no tenía mejor blindaje que los tigres alemanes, si tenía una cosa fundamental, y es que el motor tenía sistema de calefacción propio que le permitía funcionar normalmente en las bajas temperaturas del invierno ruso, y que decantó la balanza en la guerra, ya que a los tanques alemanes, se les congelaba el motor con las bajas temperaturas del invierno ruso y no podían desplazarse.

T34

Se podían ver ejemplos de fortificaciones como trincheras, trampas antitanques y tanques casi enterrados en el suelo y que únicamente permitía ver las torretas con su cañón, aunque esto se podía ver con tanques rusos, fue una táctica muy usada por los alemanes con sus tanques, ya que al no poder usarlos por falta de combustible o bien porque se les hubiera congelado, los dejaban bien enterrados en nieve, salvo su torreta y se convertían en enemigos formidables por su potencia de fuego y por ser muy difíciles de poder eliminar.

Tanque ruso junto a obstáculo antitanque

Tanque ruso junto a obstáculo antitanque

Tanque casi enterrado

Pequeños tanques rusos ligeros

Pequeños tanques rusos ligeros

Me llamó la atención un gran cañón dispuesto en un vagón de tren, así como los trenes fortificados.

Cañón en vagón de tren

Al mismo tiempo se podía ver uno de los famosos camiones de lanzacohetes múltiples Katiusha o Katiuska, también llamado el órgano de Stalin, que fueron temibles incluso para unidades de élite alemanas.

Otros cercanos fueron el tanque pesado KV1S y el caza carros ISU 152M.

ISU 152M

En la parte final, una gran sorpresa para mí fue la de encontrar aviones rusos, que prácticamente yo desconocía, así uno de ellos se me asemejaba a un P42 americano y otro similar a un Spitfire inglés.

Il-2 sturmovik, apodado tanque del aire por su gran blindaje, especialista en ataques a objetivos terrestres, fue muy importante en el frente del este y muy temido por los alemanes (y conocido por los aficionados a los videojuegos por existir un juego con su nombre).

Il-2 sturmovik

Lavochkin la-5 (en la descripción de este aparato explicaba que su piloto había conseguido 54 derribos de aparatos alemanes)

Lavochkin la-5

Lavochkin gorbunov goudkov LaGG-3

Lavochkin gorbunov goudkov LaGG-3

Lavochkin la-5 en primer lugar y el LaGG-3 en segundo plano.

Lavochkin la-5 en primer lugar y el LaGG-3 en segundo plano.

Polikarpov I-16 también conocido como rata, fue utilizado en España durante la Guerra Civil Española por el ejército Republicano, y que fue en muchos casos el primer avión que usaron muchos de los pilotos rusos que después se convirtieron en ases de la Segunda Guerra Mundial con alguno de los anteriores.

Polikarpov I-16

Esta parte la vi en 20 minutos escasos, ya que nos teníamos que ir para el aeropuerto, pero me pareció lo mejor de la visita, y muy recomendable, ya que es difícil de ver tanques de guerra y carros de combate de la Segunda Guerra Mundial con tan buen estado de conservación, es mas, aunque siempre me ha gustado todo lo relacionado con la Segunda Guerra Mundial, me pareció especialmente dificultoso identificar alguno de los tanques y caza carros que he puesto antes.

Para su identificación, me fue de mucha utilidad una página web (The Shadock Free), en la que indicando que clase de tanque que quería identificar, me indicaba la localización de todos los que aún se pueden encontrar en museos del mundo, y en algunos casos existían 10-20 unidades en todo el mundo, por ejemplo del caza carros Elephant al parecer quedan únicamente dos en el mundo, con lo que me hizo darme aún más cuenta de que este es un lugar de los que quedan pocos (otro es el aeródromo de Duxford), y que es una visita casi imprescindible si quieres ver de cerca aviones y tanques de la Segunda Guerra Mundial.

Articulo dedicado especialmente a mi amigo Ignacio Morejón y a José Morales que probablemente sean las dos únicas personas en el mundo que lo lean.

También te puede interesar:
Imperial War Museum de Londres

10 comentarios :

  1. Noooooooooooooo yo también lo leo!!! que a Jordi y a mi nos gustan estos museos jejeje
    Si cruzáis el charco para ver NY tenéis que ir al Intrepid ;)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha sorprendido que quitando a Nacho y al compañero de Paco, alguien más se atreva a leer el artículo. Y si, si vamos alguna vez a NY apuntaremos el Intrepid, todo sea por el amor <3

      Eliminar
    2. Ais poca fe que tenéis en nosotros U.U si he quitado el museo de la luftwaffe del recorrido de este septiembre es solo porque pilla lejos y es difícil llegar :( que si no... xDDD

      Tengo ganas de volver a londres para ver si cae el de la RAF o el de Duxford ;)

      Eliminar
    3. El de Duxford ya sabes que tendrás compañía para ir a verlo ;) Y sabes lo mejor? que todavía se esta quejando Paco de que le he puesto pocas fotos de tanques :(

      Eliminar
  2. Cuando estuve en Moscu no puede ir a este museo (ni a ningun otro) porque iba con mis padres y mi hermano, y no les interesaba lo mas minimo. Asi que gracias por llevarme tu :)

    Por extension y contenido el museo parece una pasada.

    Los tanques rusos, especialmente el T-34, tienen una fama enorme. Sin embargo los aviones de fabricacion sovietica son muy poco conocidos entre el gran publico, y casi nunca aparecen en museos occidentales, llenos de Spitfires, P-51s o Messerschmitt 109. Debe de haber sido muy chulo poder ver algunos de ellos. El que tengan tanques alemanes (supongo que de Stalingrado se traerian un monton) lo hace aun mas interesante.

    Gran post, Paco. Y las fotos tremendas. Yo estoy contigo, Vero deberia haberte dejado poner mas :)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios, Nacho la próxima vez nos apuntamos juntos, jaja, la foto del semioruga es muy chula, y el tanque pesado ruso KV1 impresionaba de lo grande, les faltan un tigre, por lo demás habia montones de cañones y tanques ligeros, y había algún avión más, por lo que han quedado cosillas para ver cuando vayas.

    ResponderEliminar
  4. Por casualidad encontré tu pàgina, y tambien he leído lo del museo,nosotros no sabemos mucho inglés y menos ruso, asi que hemos cogido un viaje organizado con tardes libres para visitar algunas cosas por nuestra cuenta. No nos vendremos sin visitar este museo, sin darnos una borrachera de metro de moscú, y sin ver a Lenin. Gracias por tu página. Me está ayudando mucho. Antonia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario Antonia. Moscu es una ciudad increible, de las más bonitas y apasionantes del mundo. Espero que os guste. Saludos

      Eliminar
  5. Muchas gracias por compartir tu experiencia, estoy viajando a Moscú y sin duda lo que has relatado me será de muchísima utilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte por aqui. Me encanta cuando nos decis que nuestros relatos os ayudan. Saludos Gustavo.

      Eliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí!