8

Nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio

Conocidos por ser una de las especies más inteligentes del planeta ¿Quién no ha soñado alguna vez con nadar con delfines salvajes? Ver delfines nadando en el mar pasando bajo tus pies, saltando delante de tus ojos y cantando para ecolocalizarse es una actividad que no te puedes perder en Isla Mauricio ya que además tiene el añadido de resultar económica. Os contamos como fue nuestra experiencia en el mar con delfines y niña incluida.

Nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio

Las especies de Delfines que habitan las aguas de Isla Mauricio


En la zona cercana a la bahía de Tamarin en Isla Mauricio (próximo a Flic en Flac) es posible ver durante todo el año dos especies de delfines: los delfines giradores de hocico largo y los mulares.

El delfín girador de hocico largo se caracteriza no sólo por su puntiagudo hocico sino por sus giros acrobáticos en los cuales es capaz de saltar fuera del agua y girar al mismo tiempo. Es de tamaño pequeño y vive en grandes grupos.

El delfín mular o de nariz de botella es la especie más común de delfín en el mundo. En estado salvaje suelen vivir en grupos de 10 a 12 y como curiosidad nadan a una velocidad de 5 a 11 km/hr llegando a alcanzar los 35 km/hr. Es de gran tamaño.

Aunque ambas especies se pueden ver con facilidad en Bahía Tamarin, no es posible verlas al mismo tiempo ya que cuando una especie entra, la otra abandona la bahía en dirección a mar abierto.

Nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio

¿Cuánto cuesta nadar con delfines en Isla Mauricio?


La empresa con la que realizamos la excursión para nadar con delfines salvajes fue JPH Charters.

Dirección: JPH Offices Ltd, Black River, Mauritius

Telefonos: +230 57 29 09 01 / +230 57 27 61 88

Email de contacto: resa@jph.mu

La oficina desde la que sale la lancha no es demasiado fácil de encontrar. Se encuentra pasado Casela Nature Park en una urbanización de lujo.

Dirección de la oficina JPH Charters

El precio de nadar con delfines en Isla Mauricio con JPH Charters es de 1725 Rs (unos 43 euros). Este precio no incluye traslados.

Personalmente creo que en pocos sitios del mundo cuesta tan poco disfrutar de una experiencia tan maravillosa como estar en el mar nadando entre magníficos ejemplares de delfines mulares.

Delfines nadando en Bahia Tamarin en Isla Mauricio

Horarios de la excursión para nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio


De Octubre a Abril: salida a las 7AM

De Mayo a Septiembre: salida extra a las 6AM y también a las 7AM.

La excursión comienza a las 7 de la mañana donde un grupo máximo de 6 personas se montan en una lancha rápida. Tras unos 20 minutos de navegación en la cual se puede disfrutar del espectacular paisaje costero de Isla Mauricio se llega a Bahía Tamarin. Una vez allí sólo queda esperar que las familias de delfines pasen cerca y ese es el momento en el que toca tirarse al agua con el equipo de snorkel y nadar y nadar….para deleitarse lo máximo que se pueda de la magnífica silueta de estos impresionantes mamíferos.

La excursión termina entre las 8:30 y 9:00 de la mañana que es cuando se llega a la oficina de JPH Charters. Allí existen cuartos de baño donde es posible cambiarse de ropa.

Si por cualquier razón no es posible ver los delfines JPH Charters ofrece dos posibilidades: posponer la excursión a otro día o devolver el importe de esta.

Nota: durante la excursión para nadar con delfines salvajes, la empresa JPH Charters proporciona todo el material necesario para realizar snorkel.

Nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio

Nadando con delfines salvajes en Isla Mauricio, nuestra experiencia


Desde que estuvimos de visita en Selwo Marina en Benalmádena, Helia estaba completamente ilusionada con la idea de poder bañarse con delfines. Nosotros que ya habíamos probado esa experiencia durante una excursión en Varadero, y no estábamos seguros de si con sus 4 años sería capaz de estar en mar abierto nadando entre criaturas que mínimo le cuadriplicaban el tamaño.

No obstante, de cara a los preparativos para la excursión le compramos un neopreno que evitaría que pasara frío y una máscara de buceo EasyBreath para que pudiera hacer snorkel, también le llevamos su chaleco para que flotara facilmente.

Tras varios meses esperando, por fin llegó el día marcado en el calendario en el cual de nuevo nadaríamos con delfines. Estábamos los tres tan emocionados que nos costó dormir esa noche y a las 5 de la mañana ya estábamos en pie arreglándonos ilusionados. Ni tan siquiera el madrugón nos costó trabajo.

Llegamos puntualmente a las 5:30 a la recepción del hotel. Esa era la hora de recogida para trasladarnos a Bahía Tamarin desde el Intercontinental Balaclava, ya que había que emplear hora y media en recorrer los 46 kms de carreteras mauricianas que nos separaban de nuestro destino (podéis haceros una idea de como son en nuestro artículo de conducir por Isla Mauricio).

Nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio

Empezaron a pasar los minutos y no venían a recogernos, así que cuando ya el reloj dio la sexta campanada solicitamos ayuda a los recepcionistas del hotel quienes rápidamente comenzaron a hacer gestiones telefónicas comunicándose con JPH y con la Oficina de Turismo de Mauricio (encargados de realizarnos el traslado).

Desde la OT nos comentaron que ellos pensaban que nosotros iríamos en nuestro coche (fallo que admitieron cuando vieron la confirmación del traslado escrita en uno de los emails) y que había sido un error no enviar a nadie pero que ya a esa hora y ese día (domingo) era imposible gestionar el traslado. Nosotros insistimos en ir en nuestro coche hasta allí ya que tras tantos meses esperando para bañarnos con los delfines y después de habernos levantado a las 5 de la mañana nos frustraba muchísimo no cumplir nuestro sueño. Pero nos dijeron que ya siendo tan tarde y sin conocer las carreteras, tardaríamos demasiado tiempo en llegar a la oficina para realizar la excursión.

Y fue ahí cuando la suerte comenzó a acompañarnos, el señor de recepción que se volcó en todo momento en nuestro problema le dijo a la OT que estábamos con una niña pequeña desde las 5:30 en recepción y que él le quería dar una solución al problema para que no nos quedáramos sin la excursión: él nos enviaba con un taxista de confianza que tardaría mucho menos que nosotros en llegar ya que se conocía las carreteras y una vez allí o bien ellos nos ponían el traslado para realizar el resto de las actividades (teníamos programado visitar Chamarel) o en caso de no encontrarlo, regresábamos con el taxista. Tras aceptar la solución, este señor (al que le agradecemos de corazón todo lo que hizo por nosotros) llamo al taxista y a las 7AM ya estábamos rumbo a Bahía Tamarin.

Tenemos muy claro que sin su intervención y constancia llamando a todos los teléfonos que encontró y dando una solución al problema no hubiéramos podido bañarnos con los delfines, por lo que personalmente le estamos eternamente agradecidos por el trato recibido (super punto para el personal del Intercontinental Balaclava que se vuelca en sus clientes).

Durante el recorrido, el taxista recibió una llamada a su móvil que nos pasó a nosotros: desde la OT nos comentaban la imposibilidad de conseguir traslados para el resto de las excursiones del día por lo que tras el baño con los delfines regresaríamos al hotel con el taxista.

Sobre las 8:30 llegamos a las oficinas de JPH Charters donde esperamos que la excursión que había salido a las 7 regresara para embarcar nosotros en la lancha rápida rumbo al encuentro con los delfines.

Allí nos cruzamos con nuestra amiga bloguera Sara de Mindfultravelbysara que regresaba de su baño y con la cual teníamos previsto disfrutar de la excursión, intercambiamos impresiones de lo ocurrido. Le comentamos que estábamos inquietos por como reaccionaría nuestra niña en el mar y nos comentó que había visto como en otros barcos, niños pequeños bajaban y nadaban en el mar con los delfines, comentario que nos tranquilizó bastante. Nos despedimos de ella y nos montamos en la lancha para comenzar nuestra aventura.

Cerca de las 9 de la mañana nuestra lancha partió rumbo a Bahía Tamarin, íbamos nosotros tres solos y en ese momento tras varias horas de estrés y tensión comenzamos a relajarnos…el perfil de la costa mauriciana nos inyectó una buena dosis de paz en vena.

Cuando la lancha salió a mar abierto, pensábamos que Helia se iba a marear pero no fue así y su cara rebosaba felicidad por el momento que estaba viviendo.

Llegamos por fin a la zona donde los delfines entraban en la bahía procedente de mar abierto. Nos colocamos el equipo de snorkel y a la señal de nuestro capitán nos tiramos al agua. Paco bajó por un lado y yo con Helia por el otro.

Comenzamos a nadar para ver más cerca a los delfines y le pregunte a Helia como se encontraba, la empecé a ver a agobiada y le dije si quería regresar al barco, me dijo que si por lo que con ayuda de la tripulación ella subió “para vigilarnos desde el barco” mientras sus papis se quedaron nadando con los delfines.

Nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio

Esa primera vez no tuvimos suerte, la clave para verlos pasar debajo tuya es tirarse al agua y mirar rápidamente hacia abajo. Con la máscara, el tubo, la cámara fotográfica y el estrés del momento nos fue imposible ver ni siquiera por donde nadaban.

En la segunda vez ya si tuvimos más suerte y pudimos ver a una gran familia de delfines nadando juntos e incluso uno haciendo piruetas debajo del agua.

Nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio

La tercera vez que pasaron intentamos seguir su ritmo nadando para verlos durante más tiempo, pero nos fue imposible siquiera aguantar 5 segundos detrás de ellos, en esa ocasión pudimos escuchar sus cantos para ecolocalizarse y comunicarse y reconozco que para mí fue un momento épico.

Paco estaba ya agotado y subió al barco a acompañar a Helia, yo seguí nadando viéndolos cruzar debajo mía…no quería que ese instante maravilloso y especial acabara nunca. La visión de las familias de delfines a mis pies es un recuerdo que perdurará por siempre en mi memoria.

Nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio

Mientras desde la barca, Helia estaba emocionada al ver a tantos delfines nadando en el mar.

Agotada, feliz y encantada regresé yo también al barco y pusimos rumbo a tierra. En el trayecto de regreso, unos peces voladores nos sorprendieron dando un broche de oro a una experiencia única.

Consejos y recomendaciones para nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio


Nervios, estrés y no ser capaz de nadar a 5km/hr son los principales puntos negros en la experiencia del baño con los delfines. Nos gustaría dejaros algunos consejos y recomendaciones que quizás os sirvan para que disfrutéis al máximo de esta experiencia:

Guantes palmeados de natación


Aunque JPH Charters proporciona todo el equipo de snorkel, nosotros llevabamos el nuestro propio. En el incluí estos curiosos guantes palmeados que encontré en Decathlon y que me ayudaron a nadar un poco más rápido no agotándome en la primera bajada.

Guantes palmeados para nadar con delfines

Máscara de buceo EasyBreath


Para niños es fundamental ya que no necesitan coordinar la respiración con el tubo y para adultos tambien es genial ya que no sólo te ahorras el tremendo dolor de mandíbula que produce la mordida del tubo sino que te proporciona un campo de visión muy bueno.

Mascara de buceo EasyBreath

Grabar vídeo y no hacer fotos


Si eres principiante en la natación en mar abierto intentando mantenerles el ritmo a unos delfines, es imposible pretender que con la cámara de fotos acuática puedas enfocar y disparar algo medio decente. La idea me la dió mi amigo Dave tras su experiencia con el Gran Tiburón Blanco en Sudáfrica: grabar vídeo en vez de hacer fotografías y la verdad es que el resultado es fantástico. En la primera bajada hice varias fotos y doy fe de que no sale ni una aleta delfiniana, a partir de ahí realicé vídeo y de este he sacado las fotos acuáticas para este artículo, no son de buena calidad pero hubiera sido imposible sacar nada decente mediante la opción de fotografía.

Nadar con delfines salvajes en Isla Mauricio

Y esta ha sido nuestra experiencia nadando con delfines salvajes en Isla Mauricio, una actividad que les encantará a los niños tanto si se bañan en el mar como si observan desde el barco a las grandes familias de delfines que se pasean por Bahía Tamarin.

  • Este artículo está incluido dentro de la colaboración que hemos realizado con la Oficina de Turismo de Isla Mauricio durante nuestro #mauricioconniños.

8 comentarios :

  1. Que monton de delfines!!

    Me alegro mucho de que disfrtaseis todos tanto de la experiencia, la verdad es que se te nota emocionada. Menos mal que el del hotel os ayudo ante la inoperancia de la OT.

    Muy buen consejo la easybreath, me la apunto!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevábamos meses soñando con la experiencia y me alegra mucho que la emoción del día traspase la pantalla ;) El señor del hotel fue majisimo...estuvo mas de una hora llamando por teléfono a todo el mundo un domingo a las 6 de la mañana que se dice pronto y por suerte encontró la solución para que pudiéramos realizar la excursión porque si hubiera sido por la OT nos quedamos plantados en el Hall del hotel. La Easybreath es genial para los niños a partir de la edad de nuestras chicas ademas de que da un campo de visión super amplio. Un abrazo Enepi

      Eliminar
  2. Y yo que habia ya perdido la esperanza de estar cerca de los delfines, por que no soy muy fan de esos nados con delfines que tienen en cautiverio (me parece algo muy estresante para ellos). Pero aqui, ellos se acercan o no si les da la gana y estan en su medio natural, que bonito!!!!!! (y ademas muy barato para lo que es!)

    Saluditos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros poco se nos acercaron Olga. Las fotos submarinas tienen zoom y las de la reflex también jejeje pero bueno cuando pasaban las familias debajo de nuestros pies era emocionante! No hace falta abrazarlo y achucharlo para disfrutar de la presencia de estos increíbles mamíferos. Y la verdad es que el precio por la experiencia es fantástico. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Me muero de ganas de nadar con delfines! Es algo que llevo soñando desde hace años!
    Por cierto, tú que usas gafas para ver, para nadar con los delfines, ¿llevabas lentillas? Es que sin gafas no veo ni torta y con las lentillas me da miedo de que en las gafas de snorkell entre algo de agua...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mari Carmen! Pues yo antes hacia snorkel sin gafas y viendo regular pero nunca me he puesto lentes de contacto para hacer snorkel. Se que existen mascaras de natación graduadas....en mi caso desde hace unos meses no lo necesito ya que me opere de la vista :) Lo de nadar con delfines es una experiencia increíble tanto para peques como para papis que aunque Helia se bañara poco, le gusto mucho el paseo en lancha y ver a los delfines saltando cerca de la barca. Un abrazo

      Eliminar
  4. Increible post! Dan ganas de ir a Mauricio solo por nadar junto a delfines en libertad. Muchas gracias por compartir tu experiencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Fernando, bienvenido a Pacoyverotravels! Me alegra que te haya gustado la experiencia, durante los preparativos del viaje fue un momento que anhelamos y la verdad que mereció la pena ademas hay que tener en cuenta que el precio es muy asequible. Saludos y gracias por pasarte por aquí!

      Eliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí!