2

Crucero Pullmantur Monarch: Descubriendo tesoros de Europa

Con un precio sin competencia y visitando las ciudades más emblemáticas de la vieja Europa, el crucero de Pullmantur recorriendo los Tesoros de Europa a bordo del Monarch es una experiencia gratificante, en la que no sólo atesoraréis en el recuerdo el conocer nuevos lugares, sino que disfrutaréis con la pausada navegación, los deliciosos platos de Paco Roncero y las posiblemente, mejores piñas coladas que hemos probado. Os invitamos a embarcaros en la lectura de este artículo y conocer nuestras vacaciones todo incluido en el crucero Monarch de Pullmantur.

Crucero Pullmantur Monarch: Descubriendo tesoros de Europa

  • Nota: Pullmantur: Muchííííísimas gracias por la invitación para disfrutar del crucero en el Monarch. Lector: Pullmantur nos invitó a vivir la experiencia, lo que no quita que nuestra opinión esta basada en lo bien que lo pasamos y lo mucho que disfrutamos allí.

Precios del Crucero con Pullmantur


Lo primero siempre es lo primero ¿sale muy caro este crucero de Pullmantur por el norte de Europa en Todo Incluido? Y la respuesta es….No. Hablando con otros pasajeros que iban a bordo del Monarch y nos dijeron lo tremendamente contentos que estaban por haber contratado dicho crucero al precio de 500 euros en camarote exterior (incluidas tasas y vuelos), algunos incluso nos dijeron que tenían la suite por 700 euros. Una semana en Todo incluido recorriendo Europa por ese precio nos parece un chollazo.

¿Qué se incluye en el precio? Vuelo Madrid-Rostock, 7 noches en alojamiento con todo incluido y las tasas de embarque (que no las propinas las cuales van aparte y son 72 euros por persona).

Vuelos


Antes del vuelo


El primer trayecto que teníamos incluido en el crucero era el Madrid-Rostock con Iberia por lo que teníamos que ingeniárnosla para llegar puntuales desde Málaga a ese matutino vuelo.

Dos días antes del crucero tuvimos que buscar la conexión Málaga-Madrid. Por horarios la única posible fue el AVE, medio de transporte que a muchos le chiflan pero que a nosotros no nos termina de gustar. El precio por un trayecto de ida Málaga-Madrid para dos adultos y un niño fue de 238 euros (80 euros cada uno).

Una vez en Madrid teníamos que hacer noche, la oferta a última hora de hoteles cercanos a Barajas con shuttles al aeropuerto no era demasiado amplia por lo que elegimos el Hotel Avant Torrejón (83 euros la habitación triple para una noche con desayuno) y sin ser el habitual que usamos para nuestras noches de aeropuerto (normalmente frecuentamos el Be Live City Airport Madrid Diana que reservado con antelación nos suele costar la triple menos de 50 euros sin desayuno) nos gustó bastante: la habitación era grandísima y la variedad para el desayuno estupenda. Si elegís este hotel para vuestra estancia en Madrid y necesitáis reservar a una hora determinada el transporte shuttle acordaros de llamarlos por teléfono un día antes y que os reserven las plazas. Nosotros lo hicimos así, dando el número de pasajeros que íbamos a ir, la terminal y la hora a la que necesitábamos hacer el traslado.

Desde la estación de trenes de Atocha es muy fácil llegar al hotel. Sólo hay que coger la línea C2 o C7 y bajar en la estación de Torrejón. Una vez allí o vas caminando los 2 kilómetros (algo que no nos planteamos al ir cargados de maletas), o llamas al hotel y si tienen el shuttle disponible va a recogeros. En nuestro caso fuimos a lo rápido: taxi y en 5 minutos en el hotel.

Helia en la Catedral de Rouen

Ya en Barajas


Aquí viene la primera gran mejora que ha realizado la compañía Pullmantur en su atención con el cliente. Nada más llegar a la zona de facturación nos encontramos con una representarte que nos entregó toda la información necesaria para embarcar (hoja de crédito a bordo y hoja de salud), el catálogo de excursiones disponibles y una cinta para la maleta con nuestro número de cabina. Nos informó que una vez llegados a Rostock, no hacía falta que recogiéramos el equipaje de la cinta ya que ellos se encargaban de llevarlo y subirlo directamente al barco.

El vuelo con la compañía Iberia era un chárter. Llevábamos dos años ya sin montarnos en sus aviones y tanto el trato como el catering a bordo han sufrido un positivo cambio en este tiempo.

Al aterrizar en la alemana ciudad de Rostock, salimos de la terminal sin nuestras maletas y un autobús nos estaba esperando para llevarnos al puerto. Dentro nos comentaron que el trayecto duraría unos 30 minutos y así fue. Todo esto en cuestión de menos de una hora, nos pareció una gran optimización del tiempo viajero.

Check in en el puerto de Rostock


Al llegar al puerto de Rostock fuimos directo a los múltiples mostradores disponibles para hacer el check in. Dimos la hoja de salud, los datos de la tarjeta bancaria y nuestros pasaportes. Rápidamente nos hicieron entrega de un sobre que contenía nuestras tarjetas de la habitación y nos hicieron la fotografía de rigor para el control de acceso al barco.

Foto conmemorativa del momentazo de entrada y directos al barco.

En el control de acceso primero pasaron las tarjetas para verificar que éramos quienes decíamos ser y luego escanearon todo el equipaje de mano, este proceso es común cada vez que se embarca en un puerto después de las excursiones por lo que ir preparados para pasar el control de seguridad tipo aeropuerto una vez al día.

Barco Monarch en el puerto de Rostock

¿Que información contiene la tarjeta de embarque?


  1. Nombre del barco
  2. Nombre del usuario
  3. Fecha del embarque y puerto
  4. Fecha del desembarque
  5. Grupo: en nuestro caso éramos el grupo 3. Este número es imprescindible a la hora de realizar una evacuación o a la hora de desembarcar en los puertos en el caso de que se realice por grupos.
  6. Restaurante asignado y cubierta
  7. Mesa
  8. Turno y hora
  9. Clave de acceso para internet

Camarote, el minimalismo bien distribuido


Al llegar a la habitación nos alegramos de ver que los 11 metros cuadrados de nuestro camarote estaban infinitamente mejor repartidos en el Monarch que en el Horizon: cama de matrimonio, una litera encima y bastante menos muebles iba a ser nuestro pequeño habitáculo de vacaciones. El cuarto de baño también pequeño pero en perfecto estado y con las amenidades necesarias para el viaje: gel, body milk, champú y gorro de baño. La habitación contaba con un tocador y secador de pelo. Encima del armario estaban ubicados los chalecos salvavidas.

En la habitación nos encontramos la revista del barco con la programación del día y nuestro asistente de cabina se nos presentó (Elías). Nos explicó el funcionamiento de todos los elementos del camarote y que nos iba a traer un chaleco salvavidas del tamaño de Helia. Le comentamos si era posible algún tipo de barandilla para la litera que evitara que la peque se cayera encima nuestra y nos dijo que iba a buscar alguna solución eficiente. Ese mismo día nos coloco un tablón de madera en todo el lateral de la cama que hizo que durmiéramos tranquilos sabiendo que no se nos iba a caer encima.

Camarote exterior del Monarch

Restauración


La segunda gran mejora que ha realizado Pullmantur y motivo suficiente para hacer cualquiera de sus cruceros para aquellos que disfrutamos de la buena mes, es la carta de restauración para las cenas elaborada por el galardonado Paco Roncero. Ni una sola noche faltamos a la cita en el restaurante Boreas para disfrutar de uno de sus maravillosas creaciones. Día a día íbamos catando cada delicia y aún así, nos dejamos media carta por probar. Para el último día repetimos aquellos que más nos gustaron.

Cenas en el Crucero Pullmantur diseñadas por Paco Roncero

En la noche de gala no había posibilidad de elegir platos ya que tenían elaborada una carta especial compuesta de 2 entrantes, dos primeros y dos postres que iban sirviendo a todos los asistentes.

Cena de Gala en el Crucero de Pullmantur

Aparte de los restaurantes para las cenas existen otros muchos que cubren todas las horas del día siendo imposible pasar hambre en el Monarch.

  • Buffet Panorama en cubierta 11 donde sirven desayunos a las 7:30, almuerzos a partir de las 12:30 y cenas a partir de las 19:30
  • Pizzería en la cubierta 12 de 12 a 19:30
  • Restaurante Auster y Bóreas: almuerzo tipo buffet a partir de las 13 y cenas a la carta según turnos (primer turno a las 19:30 y segundo a las 21:45).

Todo Incluido


Uno de los aspectos que hacen más famosos a los cruceros Pullmantur (aparte de su precio) es el famoso Todo Incluido que tanto nos gusta. Y es que reconozcamos que a todos nos vuelve locos la posibilidad de tomarnos una piña colada tranquilamente en el bar tras la cena.

Dentro del Todo Incluido Pullmantur ofrece uno llamado Total y dirigido a aquellos sibaritas que les gustan las bebidas Premium, vinos exclusivos, refrescos en latas y zumos de naranja recién exprimidos. Este Todo Incluido Total tiene un suplemento de10 euros al día por persona.

Nosotros disfrutamos del Todo Incluido (sin total) y nos pareció estupendo: vinos, cervezas, zumos, cafés y cócteles, deliciosos todos. De hecho, podemos afirmar sin lugar a dudas que durante nuestro crucero a bordo del Monarch disfrutamos de posiblemente las mejores piñas coladas que hemos tomado nunca. Curiosamente tienen una carta de cocteles “sin alcohol” igualmente buena y con la que Helia pudo disfrutar de su primera piña colada.

Todo Incluido en el crucero de Pullmantur

Para copas están disponibles los siguientes bares y salones en el Monarch:
  • Bar fragata piano bar en cubierta 5 de 7am a 2am
  • Sports bar en cubierta 5 a partir de las10
  • Salón Rendez vous cubierta 7 de 12 PM a 01:30
  • Discoteca Cyan cubierta 8 de 23 a 03:30
  • Bar panorama cubierta 11 desde las 10 hasta el cierre
  • 360* bar & observation lounge cubierta 14 desde las 16 hasta el cierre.

Es posible escuchar música en vivo en el Bar fragata y Salón Rendez vous

La reina de la pista en el Monarch

Seguridad a bordo: Simulacro de emergencia


Necesario realizar en todos los cruceros. Antes de que el Monarch zarpara de Rostock se realizó el simulacro de emergencia. Desde la planta 2 donde se ubicaba nuestro camarote subimos por las escaleras con nuestro chaleco en mano hasta la planta 7 (en teoría los ascensores no deberían de haber funcionado, pero sí lo hacían e iban repletos de gente).

Una vez llegados al punto de reunión nos agruparon según el número de la tarjeta. Niños y mujeres primero en la fila. Durante las explicaciones sobre como colocarnos el chaleco y las normas básicas de seguridad, le facilitaron a Helia una pulsera de color verde intenso donde ponía la cubierta a la cual tendría que ser llevada en caso de emergencia. Esto significaba que si había un incidente durante la navegación y ella se encontrara con los monitores en el Guppy Club en “teoría” nosotros no tendríamos que ir a buscarla sino dirigirnos a nuestro punto de encuentro para la evacuación y ya el personal del Monarch la llevaría con nosotros. Y digo en teoría porque dudo mucho que si ocurriera eso yo esperara a que llevaran a mi hija junto a mí. Pero no está nada mal saber que en caso de urgencias existe una organización tan buena.

Guppy club: niños felices


Existen tres tipos de clubs para menores de 18 años a bordo del crucero Monarch: De 0 a 3, de 3 a 11 y de 12 a 18. Helia por su edad estaba ubicada en el de 3 a 11 años.

El primer día que la dejamos rellenamos el formulario sanitario y de alergias así como la tarjeta identificativa. Existen dos modalidades para que los niños se queden en el Guppy club: de puerta abierta o de puerta cerrada. De puerta abierta significa que el niño tiene la autorización del padre para marcharse cuando quiera. De puerta cerrada sólo los padres o familiares que estén incluidos dentro del registro podrán recogerlo. Rellenamos también una tarjeta identificativa que Helia debía de llevar colgada siempre que estuviera en el mini club.

Guppy Club del Monarch

La primera noche nos dejaron en la habitación la revista con la programación del Guppy club para toda la semana: horarios y actividades a realizar: cine, Juegos Olímpicos ...y ni que decir tiene que durante los días de navegación nuestra niña contaba los minutos que le quedaban para poder acceder al Guppy.

El Guppy Club está ubicado en la cubierta 12 del Monarch y sin lugar a dudas, es el mini club más grande y luminoso en el que ha estado Helia: teatro, cine, casas de muñecas, zona de pinturas…tenía absolutamente de todo para el entretenimiento y diversión de los peques. A estas magníficas instalaciones se une un maravilloso equipo de monitores que conectan muy bien con los niños formándoles recuerdos inolvidables de su estancia a bordo.

El último día realizaron la entrega de diplomas a todos los niños que habían asistido al mini club, diploma que le encantó a nuestra niña y que tiene colgado en su habitación a modo de recuerdo de una navegación fabulosa.

Espectáculos y Animación a bordo


Era la primera vez que realizábamos un crucero con espectáculos y animación en español (el del Caribe la tenía en francés/inglés y el de Oriente Medio en Inglés) y cabe decir que nos pareció fantástica! Hemos notado mucha diferencia en el “ambiente” general del crucero y creemos sin lugar a dudas que ha sido por el idioma.

Animación a bordo


En la revista del barco cada día te indicaban las actividades de entretenimiento a bordo con los horarios y localizaciones: pilates, juegos de mesa, manualidades, karaoke y el famoso bingo son algunas de las muchas posibilidades.

A la animación hay que sumarle la música en directo casi siempre de música típica española que podíamos disfrutar a las 21 horas en el Salon Rendez Vous todas las noches acompañados de una deliciosa piña colada.

Espectáculos


Cada noche se presentaba un espectáculo nuevo. Había dos turnos para verlos: a las 20:15 y a las 22:15. Nosotros como teníamos la cena a las 19:30 en teoría nos correspondía acudir al segundo turno pero al ser un horario bastante tarde para la niña, nuestra solución fue acudir al espectáculo nada más terminar la cena.

En ningún otro crucero hemos visto los salones tan llenos como en este y era bastante difícil encontrar un sitio para ver los espectáculos, aún así, disfrutamos mucho con el de Abba (especialmente Helia).

Espectaculos en el barco Monarch

El resto de Instalaciones del Monarch


En el barco dispone de un casino recreativo en el que lógicamente no pueden entrar los niños, con ruleta, tragaperras, cataratas de monedas y mesas de póker.

Para los que quieran quemar las delicias nocturnas de Paco Roncero hay disponible un gimnasio, una cancha de baloncesto e incluso una pared para realizar escalada. Y después para relajarse y acicalarse un spa y una peluquería.

En la zona exterior del barco se ubican las dos piscinas acompañadas de un jacuzzi con sus respectivas tumbonas para tomar el sol.

Piscina del barco Monarch

Para los más jóvenes hay junto al club infantil algunos videojuegos en la cubierta 11.

Biblioteca y zona de internet son otras de las múltiples instalaciones de las que dispone el buque Monarch.

Los amantes de las compras vieron frustradas en parte sus expectativas compradoras al cerrar las tiendas el segundo día del crucero debido a un recuento de existencias que necesitaban realizar antes de emprender la navegación al Caribe. No obstante a nosotros nos dió tiempo de comprar un peluche de sirena y alguna otra cosita a muy buen precio.

La Ciudad de Monarch por dentro

Puertos de Escala


El recorrido que realizamos nosotros a bordo del Monarch estaba bautizado como Tesoros Clásicos de Europa. Variaron los puertos de escala dos días antes de zarpar debido a una huelga portuaria en Francia por lo que finalmente este fue el recorrido:

Día 1: Salida desde el puerto de Rostock (Alemania) a las 21 horas.
Día 2: Llegada a Copenhague (Dinamarca) de 14 a 20 horas.
Día 3: Navegación
Día 4: Ijmuiden (Países Bajos próximo a Amsterdam) de 09:30 a 17:30
Día 5: Calais (Francia) de 08:00 a 20:00.
Día 6: Southampton (Reino Unido) de 07:00 a 19:30.
Día 7: Navegación
Día 8: Bilbao (España). Llegada a las 10:30 y desembarque

¿Qué opinar sobre el recorrido? Aunque Ámsterdam, Londres y París son ciudades que ya conocíamos de anteriores viajes, nos apetecía mucho repetir y volver a disfrutar entre otras experiencias del delicioso queso curado Edam en Ámsterdam. También estaba la ilusión por visitar la fábrica de cerveza de la ciudad alemana de Rostock y ver por fin a la bella sirenita de Copenhague, por lo que en general el recorrido nos apetecía bastante por los emblemáticos puerto de escalas que tenía.

Confesamos que tener dos días de navegación nos daba un poco de yuyu, en principio no sabíamos cómo íbamos a aguantarlos, no por la peque la cual prefería sin lugar a dudas quedarse en el barco antes que ir de excursión, sino por nosotros ¿nos aburriríamos?. Al final uno de los aspectos más positivos de este recorrido es que pudimos aprovechar haciendo visitas tanto el día que llegamos como el del desembarco por lo que esos dos días de navegación los usamos para disfrutar tranquilamente del mar, de la restauración y de la conga, así que no, no nos aburrimos en la navegación.

El mar desde nuestra cabina

Durante el primer día de navegación se realizó una especie de olimpiadas donde se hicieron varios equipos que competían superando divertidas pruebas. Al finalizar y obtener la victoria el equipo verde, se formó una grandiosa conga de celebración. Yo en ese momento me encontraba fuera fotografiando al mar y es difícil expresar la gracia que me hizo al regresar encontrarme a Paco y a Helia metidos dentro pasándoselo pipa. Esos momentos no tienen precio.

Paco y Helia dentro de la conga

Excursiones


El crucero Pullmantur ofrece una serie de excursiones que es posible contratarlas antes y durante el crucero en el mostrador de Excursiones. Nosotros las llevábamos todas reservadas antes de embarcar pero dos de ellas nos las cambiaron debido a que no salían por falta de gente que las solicitaran. El resto tenían incluso lista de espera algo que nos sorprendió mucho dado los precios que tenían. Si elegías la opción de contratar las excursiones con Pullmantur se ofertaban una serie de descuentos según la cantidad de ellas que eligieses.

Existen agencias y empresas ajenas a Pullmantur que ofertan las mismas excursiones a un precio más económico. Y el inconveniente es….que si decides contratarlas con ellos para ahorraros unas pelillas correis el riesgo de que ante un imprevisto durante los trayectos, llegueis tarde al barco y este haya zarpado sin vosotros. Y pensareis…eso no es posible! Pues sí que lo es. El barco se compromete a esperar a aquellos pasajeros que han contratado las excursiones oficiales pero no a los que se hayan ido por libre o contratado a empresas externas.

En este punto y ante nuestra experiencia en ambos lados (hemos hecho excursiones en cruceros por libre y también contratándolas con el propio barco) que cada uno haga lo que crea conveniente, somos incapaces de recomendaros una u otra opción. Solo deciros los pros y contras que tiene y el tener que asumir las consecuencias de llegar tarde a la hora de embarque. Recordamos como en la Isla de Guadalupe una gota de sudor frío recorría nuestra espalda al llegar con nuestro coche de alquiler justos al crucero Horizon.

Durante este crucero en el Monarch, en el puerto de Souphampton, el barco estuvo dos horas esperando a los autobuses “oficiales” que venían procedentes de Londres y que se habían encontrado con un tremendo atasco. Los no oficiales llegaron sólo unos minutos antes que los otros salvándose in extremis de quedarse en tierra. Este hecho provocó que llegáramos con esas dos horas de retraso a Bilbao y generaron problemas en los traslados dentro de España para muchos pasajeros.

Estas son las excursiones que nosotros elegimos en los puertos de escala:

Rostock (Alemania):

Rostock y su pequeña fábrica de cerveza: Adultos 62 euros. Niños con descuento del 30% sobre el precio del adulto.

Siendo una excursión fijada para el día del embarque dudábamos que nos diera tiempo a hacerla. Tras dejar las maletas de mano en nuestra cabina, fuimos raudos y veloces al mostrador de excursiones, allí nos facilitaron los tickets de todas las que teníamos programadas y nos informaron que debido al horario de nuestro vuelo, la excursión por Rostock y su fábrica de cerveza había salido hacía media hora…por los pelos no habíamos llegado. No nos dimos por vencidos y tomamos el shuttle que nos dejó en la preciosa y coqueta ciudad de Rostock. Una vez allí entramos en la catedral y la suerte se puso de nuestro lado: nos encontramos con la excursión que iba a la fábrica de la cerveza, por lo que nos unimos a ella y partimos rumbo al jardín cervecero: Un pretzel y una buena rubia nos esperaban.

Rostock

Copenhague (Dinamarca):

Copenhague a pie y en crucero: Adultos 72 euros. Niños con descuento.

Hicimos primero un recorrido en barco por los canales y después andando visitamos la fuente de Gefion y la famosa sirenita. Por último desde el bus vimos el famoso Tivoli que inspiró a Walt Disney para crear sus famosos parques de atracciones.

La sirenita de Copenhague

Ijmuiden (Paises Bajos):

Amsterdam y sus atracciones: Adultos 84 euros.

Adoramos Amsterdam!!! Y en nuestra anterior visita de 3 días no nos dió tiempo de pasear por sus canales por lo que en esta ocasión era una actividad que no nos quisimos perder!. La excursión comenzó con la soleada ruta por los canales. Después del precioso paseo fuimos al museo de Van Gogh donde disfrutamos libremente de la obra de este pintor. Al terminar tuvimos un poco de tiempo libre que aprovechamos para hacer un picnic en el soleado parque. Por último fuimos al mercado de las flores de Singer donde Helia se compró unas semillas de girasoles para plantarlas en casa y disfrutar de su esplendor tal y como había visto en los cuadros de Van Gogh.

El mercado de las Flores en Ámsterdam

Caláis (Francia):

Histórico de Rouen: Adultos 68 euros.

En este puerto habíamos elegido la excursión Rouen y Giverny pero al no salir nos unieron al grupo de Histórico de Rouen. Como recomendación e independientemente del puerto de escala que hagáis en Francia, evitar elegir las excursiones que van a Paris o Versalles debido a la cantidad de horas que pasaréis en el bus. Desde Calais a Paris el trayecto en bus era de 4 horas ida y 4 vuelta= 8 horas.

Nosotros hasta Rouen desde Calais tuvimos 6 horas ida/vuelta por lo que aunque el pueblo de Rouen nos encantó (pueblo con casitas de chocolate como lo llamó Helia) fue agotador el traslado.

Casto historico de Rouen

Southampton (Reino Unido):

Castillo de Windsor: Adultos 129 euros.

Londres es otra ciudad que adoramos y en esta ocasión nos fue muy difícil elegir que visitar entre tanta oferta atrayente…teníamos disponible una excursión a Stonehenge y Salisbury que nos apetecía mucho para conocer el segundo enigmático lugar, también estaba la posibilidad de Londres por libre y pasear por sus calles. Finalmente elegimos visitar el Castillo de Windsor, residencia de la Reina Isabel, excursión que teníamos pendiente desde hacía tiempo y que nunca habíamos realizado por la dificultad en los transportes.

Windsor y su castillo nos maravillaron, bajo un radiante sol (¿Tener sol en United Kingdom es posible?) paseamos por sus jardines y descubrimos atónitos la Capilla de San Jorge con sus espectaculares vidrieras y su famosa tumba de Enrique VIII.

Castillo de Windsor

Bilbao (España):

City Tour de Bilbao: Adultos 53 euros.

En Bilbao habíamos optado por ir a las Cuevas de Altamira y cómo íbamos a hacer noche en un apartamento, tendríamos tiempo para pasear por la tarde. Esta excursión desde el principio fue anulada y cambiada al City Tour.

Al ser el día del desembarco y no finalizando nuestro viaje en el aeropuerto, nos dieron la opción de al terminar el tour, dejarnos en el centro histórico con nuestras maletas y así lo hicimos.

Con las dos horas de retraso del atasco de Londres, no pisamos Bilbao hasta las 14 horas de la tarde. Desde el puerto de Getxo fuimos hasta el centro histórico donde primero paramos para ver el famoso Museo Guggenheim y a su perrito guardián Puppy (sobra decir que le volvió loco a la peque) y después disfrutamos de unas amenas explicaciones de la ciudad.

Nota: En próximos artículos os explicaremos al detalle que vimos en cada una de las escalas.

Cierre de cuentas y procedimiento de Desembarque


El día antes del desembarque te dejan en la habitación la revista con toda la información sobre el desembarque así como unas tiras de color para las maletas. Según donde se ubique tu camarote en el Monarch te será asignada una hora de salida la cual está ligada a un color para la cinta de identificación de tu maleta. Es decir, que aunque tú tengas muuuucha prisa y te consigas bajar del barco el primero, tu maleta no llegara al puerto hasta que no le toque el turno a tu franja de color.

Caso especial son las maletas de los viajeros que realicen excursiones, las cuales llevan asignadas directamente el color negro y son las primeras que bajan del barco.

Teniendo en cuenta las dos horas de retraso que llevaba el Monarch debido al problema en Southamptom, los pasajeros se pusieron bastante nerviosos al ver los horarios. La solución que ofreció Pullmantur fue asignarles los primeros tramos del desembarco, de hecho, la tarde antes aún era posible cambiar las etiquetas de las últimas horas a las primeras.

Nosotros hemos decidido que para próximas incursiones crucerísticas llevaremos con nosotros solo equipaje de mano, creemos que es la mejor opción.

El cierre de cuentas para los pasajeros que habían proporcionado una tarjeta de crédito se realizaba directamente en la última madrugada, dejándote la factura en la puerta del camarote. En dicha factura estaba detallado los extras como compras en tiendas, zumos naturales, excursiones y las propinas. Estas se cargan directamente y tienen un precio de 72 euros tanto adultos como niños.

Cubierta exterior del Monarch

Una noche en Bilbao


Siempre nos quejamos de las malas combinaciones aéreas y terrestres que tiene Málaga y desde Bilbao la cosa no es mucho mejor. No siendo posible volar el día del desembarque, decidimos hacer noche en Bilbao y coger el primer vuelo de la mañana. Aquí nos llevamos la tremenda sorpresa de los brutales precios que esta ciudad tiene. Reservamos el Apartamento Atxuri a un precio de 127 euros la noche los tres, lo único disponible que quedaba en la ciudad para ese sábado aparte de los hosteles con habitaciones compartidas de 10. Para los traslados por la ciudad elegimos los taxis (llevábamos nuestra silla elevadora Trunki) y para el traslado al aeropuerto a las 6 de la mañana, reservamos a través de la pagina web Taxi Bilbao quienes rápidamente nos enviaron la confirmación a nuestro email y fueron muy efectivos a la hora de recogernos.

Con nuestro vuelo Bilbao-Málaga operado por Vueling pusimos punto y final a nuestro maravilloso crucero por el Norte de Europa. Como anécdota, Helia en el avión se quejó de dos cosas: de que no tuviera pantallita para ver películas y de que había durado tan poco que no le había dado tiempo a dormir.

¿Por qué hacer este crucero por el Norte de Europa?


Tanto para los que conocen las ciudades de escala y desean regresar a su magia como los que aún no han estado en ellas, realizar este crucero les permitirá visitar lugares que ostentan los precios hoteleros más elevados por noche de Europa.

Teniendo en cuenta que la noche de hotel en Londres, Paris o Ámsterdam supera con creces los 100 euros, hacer el crucero de Pullmantur de Tesoros del Norte de Europa a un precio de 500 euros por persona en todo incluido sin tener que preocuparse de las comidas y con los vuelos también nos parece una auténtica ganga. A esto hay que añadirle el plus de la comodidad que representa realizar un crucero para los traslados…que eso de no tener que hacer/trasladar/deshacer la maleta en 7 noches es cuanto menos fabuloso.

Paseos al atardecer por la cubierta del Monarch

Estas han sido nuestras geniales vacaciones con Pullmantur Cruceros a bordo del Buque Monarch disfrutando de los tesoros de Europa. Una experiencia gratificante, relajada y en la que hemos disfrutado mucho no sólo de las visitas a emblemáticas ciudades, sino de una atención por parte de todo el personal a bordo del crucero ¡de Matrícula de Honor!, acompañada también por un repertorio gastronómico de fábula y posiblemente la mejor piña colada que hayamos tomado. En resumen…que ya estamos mirando otras rutas de navegación para volver a embarcar y es que sin duda los cruceros enganchan!

Nota: Este artículo contiene links de afiliación. Eso significa que si decidís reservar los hoteles y apartamentos en los que nos hemos alojado nosotros nos llevaremos una comisión sin coste adicional para vosotros.

2 comentarios :

  1. Me encanta que esta súper detallada tu experiencia en el crucero. Así uno ya sabe que esperar... Me anoto el tip del equipaje de mano.

    Saluditos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gaolga por tu comentario! Nosotros tenemos claro que a partir de ahora viajaremos unicamente con equipaje de mano. Un abrazo

      Eliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí!