4

Guía para Viajar con niños y bebés

Acercándose las vacaciones de verano y aprovechando la charla que di en Zaragoza sobre viajar con niños, me he animado a realizar una Guía recopilatoria con consejos para viajar con bebés y niños por el mundo, fruto de la experiencia de estos casi 6 años llevando a Helia por 4 continentes. Desde alimentación, higiene y salud pasando por dispositivos de seguridad en coches y mochilas porta-bebés son algunos de los temas que a todos los padres viajeros nos preocupan. Espero que estos consejos para viajar con niños os sean útiles y os ayuden en la planificación de vuestras aventuras familiares.

Guía para Viajar con niños y bebés

Se os acabó lo bueno…


Esto es posiblemente lo segundo que escucharéis tras contarles a vuestros amigos y familiares que vais a ser padres. Después del cordial “Enhorabuena!! Tener hijos es maravilloso!!!” Viene inexorablemente la frase lapidaria de: “Se os acabó lo bueno”… y en ese momento, tú que subiste al Glaciar Fox en Nueva Zelanda caminando sobre el hielo más blanco y puro, tú que aún conservas el sabor de las piñas coladas que te tomabas mientras te bañabas en las turquesas aguas de las Maldivas ves como el cielo se desploma sobre ti.

No solo vas a asumir uno de los mayores compromisos de la vida con un ser humano, sino que además tu afición-motor vital que son los viajes desaparecerá, para engullirte en un mundo de pañales y donde la mayor sensación de libertad se alcanzaría mientras tu hiperactivo peque juega a nadar en un mar de bolas durante una de las decenas de cumpleaños de amiguetes a la que te ves obligado a ir.

A nosotros ese momento de “Acabarse lo bueno” nos llegó justo después de comprar los billetes de avión para Isla de Pascua. Una tarifa error nos había proporcionado múltiples trayectos dentro de Chile y hacia nuestro destino soñado, la isla ombligo del mundo por tan solo 1000 euros. Pero siguiendo las recomendaciones del médico decidimos que los Moais de la Isla de Pascua deberían de esperar un poco ya que un nuevo viaje estaba a punto de comenzar, una aventura que según la leyenda urbana nos iba a obligar a dejar de viajar.

Nunca más íbamos a ver playas de turquesas aguas

Mantener la calma…


Se puede (y debe viajar con niños)

En los Templos de Tarxiem en Malta

Organización y previsión


Son las dos palabras claves base de nuestro pilar en los viajes con niños. Nunca hemos sido ni aventureros ni mochileros. Durante nuestros viajes siempre hemos tenido planificada previamente la ruta y reservado los hoteles. Es por ello que nuestra forma de viajar no ha cambiado nada respecto a ir con/sin niña.

Viajar con Bebés: De 0 a 2 años


Es la etapa más difícil de los viajes con niños, de hecho si la superáis, viajar después con niños os resultará chupado! En esta fase pasas de viajar solo con equipaje de mano a tener que facturar maletas gigantescas cargadas de pañales y potitos. Aunque este no es el cambio más radical que sufriréis, el peor es el de mentalización y aclimatación. Ya no sois dos, sino 3 (ó 4…ó 5…ó 6….).

Las jornadas “maratónicas” de caminatas, esas sí que se han acabado, más que nada porque seréis incapaces físicamente de mantenerlas (tantos meses sin dormir con el bebé pasan factura). El nuevo miembro de la unidad familiar tiene unas necesidades básicas de alimentación, sueño, descanso y ocio que hay que cubrir y en el caso de alterarle las rutinas os veréis abocados al momento que todos los padres viajeros tememos: llantos desenfrenados y rabietas sin fin.

Pero ¿tan difícil es viajar con un bebé? Es el mayor temor que pueden tener los padres novatos, pensar cómo se va a portar la criatura fuera de casa.

Ya os avanzamos: ni mejor, ni peor…el bebé se portará prácticamente igual

Esta etapa aunque es dura, tiene sus ventajas ya que por ejemplo, el desembolso familiar necesario es mucho menor ya que los bebés no pagan trenes, aviones y hoteles.

Por otra parte, es un poco limitante en cuanto a destinos ya que a falta de encontrar sistemas de seguridad infantiles para viajar seguros con los bebés en los coches, a nosotros al menos nos imposibilito abandonar el continente europeo.

Viajar con bebé es posible

Organización de un viaje con Bebé


Ropa


Si los niños se manchan, los bebés son aún peores. Generadores de fluidos tóxicos, vómitos, babas y mocos requieren de una cantidad de ropa descomunal y a menos que vuestro alojamiento sea un apartamento con lavadora, tocará ir cargados de decenas de bodys, pantalones, baberos y demás. A la hora de elegirle la ropa “por capas cual cebolla” será la mejor opción por lo que reservar íntegramente una maleta de mano para todos los modelitos de vuestro retoño.

Helia en Islandia con 11 meses

Higiene


Venden pañales en todo el mundo, eso es innegable…pero falta que necesites encontrar un supermercado abierto para comprarlos para que sea festivo en el país X, todo esté cerrado y te veas sin ellos, por lo nosotros siempre hemos llevado la cantidad necesaria (y un poquito más) de pañales, toallitas y productos de higiene.

También llevados desde casa os ahorraréis comprobar que vuestro bebé es alérgico o le provocan eccema los pañales polacos o búlgaros.

Nunca olvidar que la piel de nuestros bebés es muy delicada por lo que el protector solar apto para su edad siempre debería de viajar con vosotros.

Alimentación del Bebé


Uno de los temas que más les preocupan a los padres novatos viajeros: la alimentación de los bebés. Tenemos dos etapas en esta:

De 0 a 6 meses el bebé debe alimentarse única y exclusivamente de leche, ya sea materna o de fórmula.

De 6 a 18 meses: Se van introduciendo nuevos alimentos cada mes de forma escalonada para valorar posibles alergias.

Lactancia Materna y Biberones


Como defensores a ultranza de la lactancia materna y dentro del contexto de los “viajes con bebé” no hay nada mejor que esta.

Sin hablar de los millones de beneficios que tiene a nivel físico y emocional tanto para la mamá como para el bebé, ni del increíble ahorro económico que supone no tener que comprar leches de fórmula, viajar con un bebé dando el pecho es un plus de comodidad ya que siempre estará “preparada, lista y a la temperatura perfecta”. De hecho, tener al bebé en el pecho durante los despegues y aterrizajes del avión supone que no les duelan los oídos debido al cambio de presiones.

Si por el motivo que sea sois unos padres que dais biberones os tocará ir cargados de fórmulas, termos y biberones. Pero eso no debe de ser “la excusa” para decidir no viajar con un bebé. En los aeropuertos se permite el paso de biberones y de leches de fórmula, en los aviones se calientan estos para los bebés, incluso existen sistemas que funcionan conectados en los mecheros de los coches, por lo que papis, no tengáis miedo a viajar con los bebés por esto, es verdad que iréis muy cargados pero que no sea motivo de frenazo!

Potitos y resto de alimentos


Al igual que los pañales, en todo el mundo se venden potitos sobre todo de las marcas internacionales por lo que en teoría no hace falta ir con todo el arsenal de potitos y frutas. Nosotros que evitamos la “ley de Murphy” siempre hemos ido cargados con todo lo necesario, sobre todo porque a esa temprana edad los bebés se acostumbran a un sabor determinado y a la mínima variabilidad que exista, no comerán.

En el caso de que os alojéis en un apartamento donde podáis preparar vosotros mismos las papillas de frutas y verduras, el arsenal se disminuirá, limitándolo a los trayectos de ida y vuelta. Es por ello que en los primeros meses de viajes con bebés, los apartamentos son una opción muy cómoda para las familias ya que podréis lavar la ropa y cocinar los potitos.

Otro tipo de alojamientos donde dispondréis de purés recién hechos suelen ser hoteles vacacionales especializados en turismo familiar y también me consta que en los cruceros de MSC y Royal Caribbean se elaboran al momento los purés para los bebés.

Alojamientos


Aunque nosotros somos de hoteles, en los primeros viajes con Helia nos decantamos por apartamentos donde podíamos preparar comidas y lavar los kilos de ropa que ensuciaba. Hoy en día, la gran mayoría de las familias que viajan con sus bebés y niños eligen por comodidad y precio los apartamentos.

En el caso de que en el destino al que vayáis no encontrarais el apartamento que os guste o que por los motivos que sea queráis descansar en un hotel tenéis que tener la precaución de escribirles y dejarles claro que viajáis con un bebé y que os instalen la cuna. En ninguno de nuestros viajes nos han puesto impedimentos en cunas (ni nos las han cobrado).

Métodos de transporte del bebé


Desde la silla de paseo hasta la mochila pasando por fulares y demás sistemas de retención infantil.

Silla de Paseo

Elemento de viaje que tiene la peculiaridad de ser perdido en cada aeropuerto del mundo. Es increíble como algo tan necesario para una familia viajera esté tan mal organizado su devolución en la inmensa mayoría de los aeropuertos del mundo. En teoría, y como entregas la silla de paseo en la puerta de embarque, al aterrizar te la tendrían que devolver allí mismo. Pues no, salvo en los aeropuertos rusos, la silla de paseo de Helia la han entregado en todos los puntos posibles de los aeropuertos, y de hecho…ha viajado más que nosotros perdiéndose por el mundo y luego regresando.

La silla de paseo que nosotros hemos usado desde que Helia tenía 11 meses y nos ha acompañado a todos los viajes ha sido la Cibex Onyx con una capota extensible que la cubría al completo y un peso muy ligero

Por nuestra experiencia, la mayor incomodidad a la hora de viajar con un bebé o un niño lo supone sin lugar a dudas el llevar la silla de paseo por los motivos anteriormente citados. Hoy en día existe un modelo de la marca Yoyo que permite plegar la silla de paseo como una maleta de mano pudiendo ser transportada en la cabina y ahorrándoos tener que esperar en el aeropuerto de turno que os la devuelvan.

Que beneficios tiene una silla de paseo: que el bebé-niño se podrá dormir mientras los padres patean núcleos urbanos, que en lugares fríos o con lluvia irán protegidos dentro de su saco y con el plástico de lluvia y que no se cansarán andando pidiendo que se les coja en brazos .

Mochilas porta-bebés

Sobre mochilas, en nuestra época de uso no tuvimos buen asesoramiento respecto a ellas. Hoy en día sabemos que existen mochilas muy cómodas que alcanzan un peso máximo de 25 kilos del niño y hasta los 5 años. Os animo a que las probéis y uséis, son mucho más cómodas de llevar a partir de los dos años que la silla de paseo aunque tienen algunos inconvenientes como para las siestas, cuando llueve…ya es cuestión de que valoréis el tipo de ruta que vais a realizar y la climatología del destino, que pueden determinar si es mejor llevar la mochila o llevar la silla.

Mari Carmen del fantástico blog Locos por los viajes viaja siempre con mochila porta-bebé. Aquí podéis leer las ventajas que ella encuentra en portear durante los viajes con bebé.

Mochila porta bebe para trekking

Dispositivos de seguridad del bebé en coches


Y es aquí donde nos encontramos con el gran problema de los viajes con bebés y que nos limitó en los destinos a viajar. Por más que busqué y sin querer llevar nuestra propia silla de coche, no encontré ningún dispositivo de viaje homologado para bebés. Es por ello que o bien alquilábamos coches en los aeropuertos con sillas o localizábamos agencias que ofrecieran el servicio de traslado poniendo sillas.

Para nosotros era inconcebible llevar a Helia de bebé en un taxi o coche sin un dispositivo de seguridad y sujetada únicamente por nuestros brazos. De hecho pagamos la novatada en Islandia. Habíamos leído que los taxistas en Islandia llevaban silla de coche para los bebés y niños. No sé si fue por la intempestiva hora a la que llegamos o porque nos tocó el único del país sin…que en el primer trayecto que hicimos en taxi, me vi abocada a llevar en brazos a Helia durante los 10 minutos de trayecto. Ni que decir tiene que se me hicieron eternos. De todo se aprende y fue la primera y última vez que nos ocurrió.

En adelante pusimos mucho esmero a que los traslados desde el aeropuerto al hotel (en aquellos viajes en los que no habíamos alquilado coche o que la recogida del mismo era días más tarde) nos instalaran una silla reglamentaria (por mala que fuera) para nuestro bebé. Dubrovnik, Helsinki, Cracovia, Londres…fueron algunas de las ciudades donde conseguimos que nos instalaran la silla en taxis, previo intercambios de emails con las empresas de traslados.

Este problema fuera de Europa ni se lo plantean. Imaginaros hablarle de la seguridad de los bebés en los trayectos motorizados a una familia en la que van cinco más la cabra en la moto por los arrozales de Vietnam.

Una vez que crecen y pasan a ser oficialmente niños por edad, peso y talla, este problema desaparece ya que por suerte hay dos estupendos dispositivos de fijación y sujeción para niños viajeros: el asiento elevador trunki y el innovador mifold.

En resumen: 3 consejos para viajar con bebé

  • Llevar todo lo necesario
  • Mantener horarios de comidas, siestas, rutinas en general
  • Evitar jornadas “maratonianas”, si las hacéis, acatar los problemas

Helia en Dubrovnik

De bebés a niños, el gran cambio


Si bien los cambios alimentarios y de rutinas en general entre los 18 y 24 meses apenas son significativos, pasar de 24 a 25 meses conlleva un sablazo económico para las familias viajeras.

Ventajas y desventajas de viajar con niños


Desventajas


Los viajes comienzan a ser más caros porque pasando de los 25 meses de vida, los pequeños niños comienzan ya a pagar asiento en el avión y cama supletoria en el hotel.

Y es que a partir de los 2 años el niño paga al completo los vuelos, por lo que pasareis de una cantidad aceptable y muchas horas de bebé encima a cantidad exorbitada pero la comodidad de que el niño esté ya en su asiento.

Respecto a los alojamientos también hay cambios, ya no tanto por la subida de precio (que no siempre se da entre 2 adultos y un bebé a 2 adultos y un niño) sino como en el tema descanso.

La mayoría de hoteles no ponen a partir de esa edad cunas. En sustitución de estas ofrecen camas supletorias que en algunos hoteles son gratis…en otros cobran 10 ó 20 euros y en Myanmar 80, ¡sí! 80 euros por una cama supletoria, por lo que en esos casos al menos nosotros tenemos claro que Helia duerme con los papis.

Helia en Myanmar

Ventajas!!!


Podéis comenzar a viajar solo con equipaje de mano ya que al no necesitar tanta ropa, pañales, potitos y tantos chismes os facilita ir más ligeros por el mundo.

Inciso de viajar con equipaje de mano: llegas al aeropuerto de turno a las 12 de la noche y como poco, la cinta de equipaje tarda en darte tu maleta una hora….el bebé-niño cansado, sin su silla llora…en cambio si viajas solo con equipaje de mano es llegar y salir sin esperas directo al hotel a descansar.

Viajar con equipaje de manos y viajar con niños es la mejor combinación posible

Viajar con niños


Si lleváis viajando con vuestros hijos desde que nacieron, ya habéis ido paulatinamente aprendiendo a base de ensayo-error, adaptándoos al nuevo ritmo. Si os estáis estrenando en los viajes con niño aquí os dejo algunos consejos que puede que os ayuden con la logística:

Organización de un viaje con niños


Ropa


Se reduce considerablemente , aunque vuestro hijo sea de los que se manchan desde que se levanta de la cama, nunca alcanza el nivel de mancha-continua que genera un bebé. Llevar camisetas de manga corta, forros polares con cremallera y vestirlo por capas es lo mejor para aclimatarlo rápidamente a la diferencia de temperaturas entre interiores y exteriores.

Respecto al calzado, es conveniente llevarle dos tipos de zapatos diferentes al menos ya que en caso de que tras las largas caminatas se le produzca alguna rozadura, siempre es bueno cambiar al otro para aliviar el dolor.

Higiene


Etapa abandono del pañal: Muy dura y que se da sobre los 3 años. No os podemos aconsejar que hacer en ella ya que nosotros desistimos directamente de viajar esos meses por el engorro que suponía.

Una vez abandonado el pañal, ya sí que podéis empezar a viajar solo con equipaje de mano con vuestros niños ya que no necesitareis una maleta exclusiva para tanto pañal.

En Sudáfrica viendo pingus

Alimentación


Ya comerá de todo “por si aca” nunca está de más que llevéis en la maleta algún tipo de alimento para picar como fruta deshidratada (las manzanas son muy fáciles de hacer y dan muy buen resultado).

Nosotros tenemos la costumbre de llevar en todos los viajes un tupper plegable con la finalidad de llevarle picada y pelada fruta fresca a diario para no tener que recurrir a las malignas galletas con azúcares añadidos y aceite de palma.

En cada país al que viajamos y ya sea en un supermercado como en una gasolinera, compramos fruta fresca y yogures y con eso complementamos la alimentación.

Dispositivos de seguridad de niños en coches


A partir de cierta y edad y peso ya existen en el mercado dispositivos de seguridad portátiles que sin ocupar demasiado espacio nos proporcionan seguridad en los trayectos viales que tengamos que realizar durante nuestros viajes con niños. En 2014 descubrimos Trunki y ahora en febrero de 2017 hemos descubierto mifold.

Entre los dos y teniendo en cuenta que mifold no es un asiento elevador sino un fijador del niño al asiento, nos gusta más para recomendar mifold ya que creemos que el rango de edades que comprende es más amplio que trunki, sirviendo para niños más pequeños y evitando que niños inquietos como Helia se quiten el cinturón con cierta facilidad.

Podéis leer la review que realizamos de Trunki aquí y la de Mifold aquí.

Trunki y Mifold, los mejores amigos de las familias viajeras

Consejos para viajar con bebés y niños


Salud de los pequeños viajeros


Es fundamental que antes de realizar cualquier viaje acudáis a vuestro pediatra para que os recomiende todo lo necesario según las patologías de vuestro hijo.

Llevar un botiquín básico os salvará de algún apuro. Como básico se entiende: apósitos para rozaduras y caídas, antiinflamatorio, antitérmico, suero fisiológico para lavados nasales...Os dejo aquí el artículo de Mapani sobre el botiquín de viaje que tiene para viajar con sus niños, a nosotros nos dio unas ideas fantásticas como la Cristalmina para las heridas, el Dalsy en presentación de 50 ml y el Protector solar en barra.

Si vuestro viaje es a un destino con un clima cálido y previa consulta siempre con sanidad exterior en la cual os recomiende realizar profilaxis contra la malaria, no hay nada mejor para evitar las picaduras de mosquitos que leerse este artículo de Víctor de Mochileros 2.0. Para nosotros ha supuesto una fantástica revelación tanto para viajar con niños como sin ellos a climas cálidos…y es que la aplicación de permetrina en la ropa (junto con otras medidas como repelente adecuados, ropa ancha de manga larga…) evita al 99% las picaduras de mosquitos. Damos fe tras su utilización en Sudáfrica, Myanmar y Panamá.

Otros consejos sobre la salud infantil


  • Tener el calendario vacunal actualizado y con todas las vacunas que os ha recomendado sanidad exterior puestas.
  • Hidratación contínua en climas cálidos y protección frente al frío en climas frescos.
  • Contratar siempre un seguro de viajes. El nuestro es el de Columbus direct que cuenta con una cobertura sanitaria impresionante.

Vestir a los niños por capas cual cebolla

Documentación para niños y bebés


DNI, Pasaporte, Libro de Familia y Tarjeta Sanitaria Europea son los 4 documentos imprescindibles para viajar con bebes y niños por el mundo.

Ante la duda de ¿es necesario el pasaporte para viajar al país X o podemos hacerlo con el DNI? No nos complicamos y siempre llevamos a los viajes los dos. De hecho tras el viaje a Sudáfrica en el que nos exigieron la partida de nacimiento de Helia traducida al inglés, también la llevamos dentro de los documentos oficiales por lo que nuestra recomendación es sin duda alguna que le obtengáis el DNI y el Pasaporte al niño.

En el caso del DNI tiene una validez de 5 años pero por desgracia el Pasaporte solo de dos, con el hándicap de que ningún país acepta un pasaporte que vaya a caducar en los 6 meses de viaje por lo que os tocará renovárselo cada 18 meses. Cuando el niño cumpla 5 años, la validez del pasaporte será de 5 años también al igual que el DNI (por fin!!!!).

Viajar con solo equipaje de mano con los niños


Nuestra opción, no solo se puede sino que una vez que te acostumbras a no facturar y por consiguiente, no tener que esperar dos horas la maleta en destino…la simple molestia de tener que pasar por el mostrador para obtener las tarjetas de embarque es un auténtico suplicio.

Hacer partícipes a los niños de los viajes


Hablarles de la ruta, contarles lo que van a ver y hacer, hacerles una mochila de exploración, una libreta para que tomen notas y hagan dibujos de lo visto, descargarles apps educativas para esos trayectos interminables, contarles cuentos…respecto a los cuentos, Nieves hace unos cuentos curradísimos sobre los lugares que va a visitar para que el viaje con sus niños comience desde casa.

Viajes con niños, no para niños


Aunque se incluyan en la ruta los necesarios momentos de ocio infantiles o actividades que les puedan gustar, no hace falta ir siempre a parques de atracciones para contentarlos y tener niños viajeros felices. Un niño es capaz de despertar su curiosidad y su interés en cualquier lugar del mundo. De hecho Helia nos sorprende mucho con sus preferencias.

Helia en la Plaza Roja de Moscú

Después de estar en Isla Mauricio nos trajo un dibujo extraño de trazos negros, le preguntamos que había dibujado y ella nos dijo que una máquina de la fábrica de azúcar.. Habíamos estado en playas paradisiacas, había alimentado tortugas gigantes aldabras pero ella lo que recordaba era la máquina de la fábrica de azúcar (fábrica de chuches, teníamos que haberlo imaginado)…Sin duda alguna no hay nada mejor que ver el mundo a través de los ojos de un niño.

Parece que mola más una fabrica de azúcar que una Tortuga gigante

Imposible pasar de 0 a 100


Si jamás has viajado con tus hijo o solo los has llevado a parques de atracciones repletos de ratones ;) No pretendas llevar a tu criatura al Museo del Hermitage en San Petersburgo y que no se aburra.

El acostumbrar a un niño a visitar museos, ciudades…es algo que se hace desde pequeños por lo que quitaros el miedo a viajar con vuestros hijos y hacerlo desde el minuto cero.

En los templos de Corea del Sur

Un niño no es un gato de escayola


Un niño tiene que correr, explorar, hablar, reir, jugar… no es un gato de escayola!! es un niño entusiasmado por estar descubriendo mundo. Hay que dejar a los niños ser niños en cualquier lugar, siempre cuidando que no se salte normas de educación y respetando el no molestar a los demás.

Sobre este tema los españoles vamos muy por detrás del resto del mundo y es que pretendemos que el niño ni parpadee ni se ensucie ni hable ni se mueva durante un viaje.

Como experiencia a este sentido y sobre la falta de tolerancia que existe con los niños en el mundo tenemos una anécdota muy desagradable reciente en la cual comprobamos la ausencia de educación que tienen algunos adultos con los niños.

En un vuelo Madrid-Málaga (trayecto de 50 minutos) Helia venía muy entusiasmada por todo lo que habíamos visto en Myanmar. Hablaba y hablaba sobre el viaje, sobre el avión, el vuelo, la pantallita…nunca en tono alto, solo expresando el torrente de sentimientos que le había generado el viaje al completo.

Y es cuando en el minuto 20 del vuelo un señor mayor ubicado dos filas después de la nuestra gritó diciendo que a ver si se callaba la niña.

Somos muy conscientes de que si Helia en vez de tener 5 años hubiera tenido 50, ese señor jamás le hubiera llamado la atención por hablar.

Con sus prismáticos de Safari

Cruceros con niños


Dame un crucero al año y seremos felices!

Antes de ser padres odiábamos la idea de los cruceros, nos parecían un tostonazo. Hoy en día es bajo nuestro punto de vista lo que se puede considerar un equilibrio perfecto entre vacaciones de relax y visitas culturales o naturales:

  1. Nos olvidamos del engorro alimenticio disponiendo de buffets de comida a la hora que necesitemos.
  2. No tenemos que hacer y deshacer la maleta todos los días como nos ocurre durante cualquier viaje que realicemos (no solemos pasar más de dos noches seguidas en un mismo hotel).
  3. Exiten actividades de ocio específicas para padres (cocteles en el bar) y para niños (benditos miniclubs marítimos).
  4. Visitamos rápidamente sitios que de otra forma serían imposibles como las ciudades en las que estuvimos durante el crucero por el Caribe.

Cruceros con niños: unas pedazo de vacaciones familiares

Existe vida más allá de Disneyland París


Aunque a cierta edad es el viaje estrella (entre los 4 y 8 años parece que no hay otro destino viable para viajar con los niños) os animamos desde aquí a probar otros destinos que igualmente les gustaran a vuestros hijos. Aunque hay que reconocer que Disney mola, no es el único lugar del mundo para visitar con los niños…damos fe tras llevar recorridos junto a Helia 33 países de 4 continentes.

Eurodisney con niños, el viaje estrella de los menores

Desmitificando


  • No viajo con los niños porque no se puede
  • No viajo con los niños porque se aburren

Helia aburrida en los templos de Bagan en Myanmar

Y la realidad es…


  • No viajo con los niños porque me van a amargar las vacaciones de relax de Punta Cana.

Helia en las playas de Panama

El que quiere viaja con los niños, fuera excusas, que no es tan difícil!

Helia en Corea del Sur

También os puede interesar:


Viajar con bebé
Viajar con niños

4 comentarios :

  1. Es genial Vero, el primer viaje parece un mundo... ahora somos capaces de irnos 10 días los cuatro con sólo maletas de cabina :). Muy útil lo de la silla/elevador del coche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que razón llevas! Nosotros para Portugal llevábamos el Baúl de la pique en ropa para Helia, para Islandia compramos una maleta gigante...y ahora con una maleta de mano nos apañamos para meter la ropa de los tres jajaja

      Lo del asiento Mifold a mi me parece de lo más útil: es seguro y no ocupa espacio ¿Se puede pedir más a un chisme viajero?

      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Menuda currada de guía!! Está genial!!!
    Dos cosas quería comentar: en primer lugar, gracias por recomendar mi post!! La verdad es que nosotros somos firmes defensores del porteo!! Mucho más cómodo para viajar con niños. En cuanto a la siestas, no veas las pedazo siestas que se echaba Iris en la mochila!! Duermen estupendamente en la mochila. De hecho, siendo ya más mayorcita, con 3 años, que ya anda perfectamente, me pedía ir en la mochila cuando quería dormir.
    Y otra cosa, a mí me parece infinitamente más fácil viajar con bebés. No necesitan tantas cosas y me parece más cómodo porque tampoco piden hacer cosas de su gusto y ni están en la fase de rabietas insoportables... Sin duda, mi época favorita fue siendo bebés. Además, los billetes de avión son más baratos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por tu aporte, no se porque yo pensaba que en una mochila era muy difícil dormir por eso veía mejor el carrito, pero sin duda para viajar el método mas cómodo es el que tu has estado realizando del porteo. Y la diferencia entre viajar con bebe y niño nosotros seguimos prefiriendo la segunda, nos encanta ver sus gustos viajeros...en el ultimo viaje no teníamos programado el Museo de Historia Natural y fue verlo y tener que entrar, posiblemente fue donde mas disfruto de todo el viaje. Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí!